Insfrán inauguró la escuela número 1300 de su gestión

Insfrán inauguró la escuela número 1300 de su gestión

Con la refacción y ampliación de la EPEP N°513 y el EJI N°16 “Manuel Belgrano” del barrio República Argentina, el gobernador Gildo Insfrán inauguró las obras educativas número 1300 de su gestión. Las obras inauguradas este viernes, fueron ejecutadas con recursos del Tesoro Provincial.

En el mismo acto, llevado a cabo durante la mañana de este viernes, se concretó la firma de compromiso para la obra de refacción y ampliación de la Escuela N°514 y anunció la licitación de las obras de alteo y obras de mejoramiento de la ruta 2 hasta Mojón de Fierro.

Acompañaron al mandatario, el vicegobernador Floro Bogado, el intendente capitalino Jorge Jofré, el presidente provisional de la Legislatura Armando Felipe Cabrera, la subsecretaria de Educación Analía Heinzenreder, funcionarios, diputados, concejales, docentes y alumnos de la comunidad educativa.

En el inicio de su alocución, Insfrán recordó que hace pocos días, el 13 de agosto se realizaron las Primarias Abiertas, Simultáneas y Abiertas ( PASO), por lo cual expresó su saludo y felicitaciones a todo el pueblo formoseño, que cumplió con su deber cívico “ en alegría y paz”.

Pidió un reconocimiento para el primer director de la escuela 513, el profesor Vicente Martínez y otro para la ejecutora de las obras hasta hace poco, la arquitecta María Teresa González, actual senadora de la Nación.

“Es un día de inmensa alegría, nos sumamos, la alegría se comparte, es lo que se vive aquí. La educación es un proceso, no un suceso, por eso apostamos a un pueblo educado y sabio. Hemos trabajado desde el primer momento en el fortalecimiento de la educación pública, libre y gratuita, y del sistema de salud pública en la provincia. Esto nos debe hacer sentir orgullosos porque no ocurre en otra parte del país, aun en el distrito más rico del país, la Capital Federal. Allí solo el 32% de los educandos van a la escuela pública, el resto van a escuelas privadas. Esto es motivo para hacernos sentir muy contentos” destacó.

Señaló Insfrán que “No solo hacemos edificios hermosos, algunos decían que no tienen almas, yo digo que sí tienen alma, son los chicos y los

jóvenes en la escuela secundaria, les ponemos en pie de igualdad, porque desde el primer día de clases el alumno viva donde viva, recibe su indumentaria y kit escolar para el desarrollo de su enseñanza a lo largo del año”.

“También Analía nos contaba otra decisión que no es electoral se hace hace muchos años, que los alumnos a lo largo de la provincia, por el día del niño recibirán mañana un obsequio para que podamos arrancarle una sonrisa, a su niño, sus padres y la comunidad” subrayó.

“Quiero compartir algo, un logro de una comunidad que entendió que si transitamos de la mano, juntos, aunque pensemos diferente, y queremos a Formosa, estas dos escuelas que estamos inaugurando, las 1300, se hicieron con recursos del Tesoro de la provincia” resaltó.

Pidió asimismo que “No se ofendan porque no piensen como nosotros, siempre hay tiempo para sumarse a este proyecto los esperamos con los brazos abiertos, peleemos todos juntos por Formosa, peleemos para que vengan más cosas para los formoseños. No es bueno que nuestros representantes justifiquen cosas que van en contra de los intereses de cada uno de nosotros, sería importante que dentro del disenso busquemos puntos de coincidencia, la unidad en el disenso es bueno y productivo. Así como es bueno que nuestra identidad es multiétnica y pluricultural como reza nuestro preámbulo”.

Reconoció el gobernador que “A veces nos sentimos juzgados por personajes, desde el centralismo porteño que no nos conocen, ni siquiera conocen de lo que hablo, que nuestra identidad es multiétnica y pluricultural que se hablan 5 idiomas, no saben que a quienes ellos dicen defender, los hermanos aborígenes, tienen la posibilidad de una enseñanza bilingüe e intercultural, que quien les habla no tuvo esa oportunidad”.

Recordó que su generación es bilingüe de nacimiento y cuando eso era territorio nacional, “Cuando íbamos a la escuela, los docentes no eran de aquí, eran de Córdoba, Entre Ríos, Catamarca. Pasaba que llamaban a nuestros padres y les decían que no nos permitan hablar guaraní porque eso endurecía la lengua. El padre bajaba esa línea en la casa”.

Dijo que “Íbamos a la escuela, hablábamos el castellano como podíamos, pero si al salir de la escuela no hablábamos guaraní no teníamos con quien comunicarnos”. Consideró que “ si yo hablo así es por este motivo, si hubieran sido más inteligentes en ese momento las autoridades, hubieran enseñado bien los dos idiomas: castellano y guaraní, hoy hubiéramos

hablado bien los dos idiomas, sin embargo el fruto de esa situación es que hoy no hablo ninguno de los dos, pero me hago entender con este pueblo maravilloso” expresó.

Coment� la nota