Insfrán habló de la crisis global y sus efectos mundiales.

Insfrán habló de la crisis global y sus efectos mundiales.
Al inaugurar las instalaciones de la escuela de enseñanza secundaria número 55 de Mojón de Fierro, que implica la intervención de casi 2.000 metros cuadrados de superficie cubierta, el gobernador Gildo Insfrán habló de la crisis global y sus efectos mundiales en materia de desocupación de millones de personas; instó a aprovechar las nuevas infraestructuras para que no haya excusas para estudiar ni para enseñar y llamó a la ciudadanía a no dejarse confundir por quienes opinan que el 28 de junio se trata de "una simple elección legislativa" ya que en realidad lo que está en juego es la continuidad del modelo humanista puesto en marcha en 2003.
Insfrán considera necesario que se entienda que ningún modelo que no tenga en consideración central al hombre de carne y hueso puede ser justo y por lo tanto es imposible que sea sustentable.

Proclamó desde Formosa la necesidad de recrear un nuevo orden mundial donde el capital esté al servicio de la economía y la economía al servicio del pueblo y del bien común y nó de determinadas corporaciones.

El mandatario estuvo acompañado por el vicegobernador Floro Bogado; el presidente y vicepresidente de la Legislatura, Armando Cabrera y Daniel Colcombet; el presidente de la comisión de fomento Juan Carlos Domínguez; el intendente municipal de esta ciudad, Fernando De Vido, legisladores nacionales, provinciales y municipales y pobladores lugareños.

Durante el acto hablaron el director del establecimiento, profesor Fidel Jiménez; Oscar Riveros, en representación de los padres y el titular de la comisión de fomento quien destacó el proceso de integración comunitaria y la progresiva expansión de la actividad productiva, así como también el fin de la migración juvenil ya que el colegio que tiene nuevo edificio alberga a una matrícula de casi 200 alumnos.

Decisiones fuertes

Tras su referencia a la crisis global y su escepticismo respecto de los resultados de la reunión del Grupo de los 20 que se reunirá en Gran Bretaña respecto de las respuestas que demanda el mundo para superarla, basado en la orientación ideológica de sus miembros, Insfrán hizo notar que se transita en 2009 un año de decisiones fuertes en ese marco mundial dentro de la Argentina porque se avecina un proceso electoral.

"Yo no voy a entrar a dar detalles de por qué las elecciones se hacen el 28 de junio. Las reglas de juego están: el 28 de junio tenemos que votar", resaltó para opinar que "no es un voto cualquiera aunque algunos que no tienen la responsabilidad de gobernar quieren plantear que lo que se realiza es una simple elección legislativa".

"No es una simple elección legislativa. Es la decisión de un modelo o de otro modelo", advirtió.

Transmitió su criterio en tal sentido al advertir que el planteo de que se trata de una simple decisión legislativa oculta el hecho de que si el oficialismo no tiene los números suficientes en la legislatura provincial o en el Congreso de la Nación, no va a poder llevar adelante la política que el pueblo argentino votó en 2007.

Cambiar de rumbo

Al referirse tácitamente a la prédica de la oposición acerca de la necesidad de ponerle límites a la gestión del gobierno, pidió que no se entienda la realidad de ese modo." Lo que pretenden es cambiar el rumbo de esta nueva Argentina en donde se plantean temas que por mucho tiempo se los tuvo escondidos debajo de la alfombra", esclareció.

El gobernador considera necesario discutir políticas públicas que hagan a la redistribución del ingreso porque es imposible convivir con tanto grado de diferenciación entre los estratos más altos y las capas más bajas de la comunidad.

"Esto se tiene que corregir", desafió para convocar a "entender,pelear y luchar para hacer un mundo mejor, una Argentina mejor y una Formosa mejor" , manifestando, finalmente su convicción y seguridad de que "como siempre, los formoseños estarán encolumnados detrás de estas banderas que tantas alegrías y bonanzas nos han dado a todos".

Nuevo orden mundial

"Nosotros desde aquí, desde Formosa, planteamos que es necesaria la construcción de un nuevo orden mundial ya que el resultado del que se dio después de la Segunda Guerra Mundial ya ha perimido y es necesario entender que ningún modelo que no tenga en consideración central al hombre de carne y hueso puede ser justo y por lo tanto es imposible que sea sustentable.

"Nosotros aspiramos, deseamos, soñamos que en este nuevo orden mundial el capital- que es un instrumento - tiene que estar al servicio de la economía y la economía debe estar al servicio del pueblo, del bien común y no de determinadas corporaciones", reveló para acotar que "así va a ser nuestra lucha".

Comentá la nota