Insfrán "en Formosa hay auténtico federalismo con alto sentido de equidad e inclusión social provincial y nacional"

Al hablar en el barrio Mariano Moreno donde se llevó a cabo una nueva edición del operativo solidario ‘Por nuestra gente todo’, el gobernador Gildo Insfrán describió ante los presentes la visión que el gobierno nacional y provincial tienen respecto del federalismo, de la inclusión social y de las políticas para el campo razón por la cual considera que el 28 de junio la ciudadanía tiene sobradas razones como para defender el modelo formoseño y el proyecto nacional puesto en marcha en el país desde 2003.
Dijo que en Formosa se hace realidad el auténtico federalismo ya que se propician políticas no igualitarias sino con un alto contenido de equidad social para darle más a los que menos tienen; dijo que las acciones a favor de la producción no han sido concebidas a tontas ni a locas sino que se sostienen en una planificación responsable que permiten que todos los sectores puedan realizarse plenamente a partir de una consideración especial hacia aquellos, como los minifundistas, que fueron los eternos postergados y marginados de todos los sistemas.

Entre los anuncios lugareños, les adelantó a los habitantes del barrio Obrero que están en su etapa final las tareas de ordenamiento de los predios de modo tal de concretar la entrega de los títulos de propiedad saneados, en poco tiempo más.

El mandatario aludió inicialmente a los estragos de la crisis mundial en el plano económico y financiero que ha llevado a países centrales como EEUU y a la Eurozona a tener índices de desocupación del 10%, con el quiebre de empresas y fábricas que afectan el trabajo de millones de seres humanos, entablándose un debate acerca de cómo encontrar el piso de la emergencia para comenzar a reimpulsar la economía y dejar atrás la recesión.

Explicó Insfrán que por las medidas tomadas por el gobierno nacional y la visión ideológica que comenzó a prevalecer desde el estado seis años atrás, la Argentina todavía está en condiciones de sostenerse firme ya que el proyecto en marcha defiende el trabajo y el salario de sus habitantes.

Fue duro al criticar a quienes le hacían caso a los garúes que sugerían el enfriamiento de la economía ya que ello implicaba bajar el nivel de crecimiento lo que significaba no crear trabajo.

Recordó que cuando asumió el ex presidente Néstor Kirchner insistieron en su postura aunque el jefe de estado se opuso tenazmente a esa receta. "Imagínense que hubiera sido de los argentinos si les hubiésemos hecho caso a los que pedían el enfriamiento de la economía. Con lo que está pasando en el mundo, como haríamos para recalentarla?", interrogó.

Dijo Insfrán que pese a la evidencia del fracaso del neoliberalismo, sus ideólogos no descansan en su intento de reimplantar sus posturas ideológicas por lo que les pidió que de una vez por todas tengan la grandeza de comenzar a reconocer sus errores.

A modo de ejemplo de los cambios decididos por Néstor y Cristina Kirchner oponiéndose a esas posturas refirió el aporte crediticio nacional para el salvataje de la terminal de la General Motor de Santa Fé para evitar el despido de empleados, recordando que en EEUU el estado tuvo que intervenir para que ese poderoso imperio industrial no quiebre aunque doce de sus terminales fueron cerradas.

Comentá la nota