Insfrán en encuentros sobre el cambio climático, la evolución de la crisis y con secretaria de la OPS

La "gran tarea" de Formosa en la lucha contra el dengue, la fiebre amarilla y la leishmanisis, fueron subrayados
Una nueva jornada de trabajo cumplió ayer el gobernador Gildo Insfrán en los EEUU de América acompañando a la presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner, en sendos encuentros durante los cuales se abordó acerca de aspectos relacionados con el cambio climático y con la evolución de la crisis económica y financiera global, así como el interés argentino de que haya una mirada más profunda hacia los problemas laborales que genera a las personas de carne y hueso esta situación mundial.

También el mandatario se reunió con la secretaria general de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Mirtha Roses, con quién se intercambió datos referidos a algunas enfermedades endémicas que afectan a esta región del Mercosur.

La "gran tarea" de Formosa en la lucha contra el dengue, la fiebre amarilla y la leishmanisis, fueron subrayados, entendiéndose que mucho de lo que viene haciendo nuestra provincia está siendo adoptado como modelo en otros estados, lo que marca el valor de los diseños de los esquemas preventivos sanitarios locales.

Por la mañana, Insfrán estuvo con la jefa de estado en una reunión con representantes de empresas líderes con inversiones en la Argentina, en el marco de sus actividades en Nueva York; y subrayó que el comportamiento de la actividad durante la crisis fue "de los mejores en la región"

Así por ejemplo, sostuvo que la crisis financiera internacional encuentra a la Argentina con el mismo nivel de reservas desde 2007 para estimar que para este año se podrían superar los 46 mil millones de dólares.

Durante el encuentro, la Presidenta reveló a los empresarios que pese a los efectos de la crisis internacional y también de la precariedad de lluvias en el país, conjetura que se batirá nuevamente un récord en producción de soja.

Insfrán destacó el optimismo presidencial que contagió a la audiencia, sobre todo cuando les dijo que la Argentina tiene un futuro promisorio y que ante la crisis internacional, el desafío ahora es "abordar el verdadero problema" que es la destrucción de empleo.

En tal sentido el gobernador estuvo trabajando en Formosa en esa dirección ya que las acciones emprendidas y las medidas adoptadas se orientan no solamente a garantizar el salario y el empleo de los que cuentan con él sino también buscar las alternativas de inclusión para los que aún no han ingresado en el mercado laboral.

Coincidió también con un concepto hecho público por Cristina Fernández en el sentido de que las claves del presente siglo son agua, energía y alimentos junto a la innovación tecnológica, el conocimiento y la extensión de redes que según la Presidenta son dos demandas, casi como extremos primarios que hablan de la suerte dual del mundo.

Por eso fue que ponderó la postura presidencial cuando planteó que el desafío que tiene el mundo "es proponer instrumentos que abordaran el verdadero problema de la crisis, la economía real, con la destrucción de empleos", considerando que con anterioridad se había puesto demasiado énfasis en la crisis del sector financiero cuando en realidad los países están inquietos por el trabajo de la gente de carne y hueso.

LA CONTAMINACION

Ayer por la tarde, el gobernador estuvo con la jefa de Estado en la cumbre de Cambio Climático convocada por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, preparatoria de la reunión que se realizará próximamente en Copenhague en la que se intentará consensuar un acuerdo sustituto del protocolo de Kyoto.

Cristina Fernández considera que la mayor contaminación está dada por los países desarrollados y son los que menos compromisos han asumido en materia de inversión tecnológica, en materia de reducción de emisiones y finalmente van a tener que terminar haciéndose cargo de la reducción de las emisiones los países menos desarrollados.

La Presidenta sostuvo también que "de acuerdo a determinadas redacciones pueden resultar que finalmente terminen siendo más responsables de reducir o mitigar emisiones los países menos desarrollados que los desarrollados y esto constituiría una vez más la falta de reglas de juego claras y dobles estándares permanentes".

"Esto es uno de los grandes problemas que tenemos: Obligar a los países en vías de desarrollo lo que no cumplen los países desarrollados y, entonces, estar con un doble estándar que es lo que no podemos permitir más", expresó Cristina Fernández.

Empresarios

Por otra parte, el mandatario formoseño asistió junto a CFK al encuentro con empresarios del país del norte que tienen importantes inversiones en el país, ante quienes se expuso el estado situacional de Argentina ante la crisis, donde justamente sobresale dentro de Latinoamérica al ser uno de los que mejores viene sobrellevando las dificultades.

Aunque aspectos que hacen a la realidad estrictamente formoseña en torno a los planes de inversión que en materia de obras de infraestructura, el sostenido desarrollo de inversiones y los ambiciosos programas apuntalando el crecimiento industrial, fueron expuestos.

Comentá la nota