Insfrán dijo, "El hombre es la razón de ser del nuevo orden mundial que surja "

Manifestó su coincidencia plena con las posturas transmitidas en los distintos foros y en particular en la Asamblea General de la ONU por la jefa de estado
El gobernador Gildo Insfrán calificó como enriquecedora y valiosa la gira realizada por los EEUU integrando la comitiva de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, significando que en un escenario donde los actores han sido los líderes mundial le quedó una confianza personal acerca del destino de los países que están entendiendo que el ser humano de carne y hueso es la razón de ser de un nuevo orden mundial que surja tras la monumental crisis económica y financiera.

El mandatario, quien también acompaña a la Jefa de Estado en la Isla Margarita, en Venezuela, para participar de la II Cumbre América del Sur-África (ASA), antes de dejar suelo norteamericano ayer, manifestó su coincidencia plena con las posturas transmitidas en los distintos foros y en particular en la Asamblea General de la ONU por la jefa de estado, demostrando que la Argentina está reposicionándose con un discurso conciliador que se ha caracterizado por su coherencia desde 2003 y que ha sido certificado por la realidad.

"Yo les decía a mis comprovincianos que nos equivocaríamos si echábamos una mirada reduccionista de la crisis mundial actual, que solo atienda la dimensión económica financiera, cuando ésta es esencialmente ideológica y política ya que desde el primer momento advertimos que lo que estaba en crisis era un modelo, profundamente injusto e inmoral", expresó.

Admite que sintió un particular regocijo al participar de la 64 Asamblea de la ONU no solamente por lo que implica para su vida política y su condición de mandatario de todos los formoseños, "sino porque advirtió la relevancia de la política, el determinismo de los pueblos, necesario para generar un nuevo orden mundial sustentado en nuevos paradigmas que tengan al Hombre como principio y fin último de toda acción política, y a la Justicia como valor fundante".

En ese sentido, su conocida ideología y alineación partidaria lo llevó a evocar que hace más de sesenta años la visión estratégica de Perón propuso al mundo refundar las relaciones entre las naciones basándose en los principios de la comunidad organizada que rechaza la explotación del hombre, provenga de donde proviniese, postulando que cada estado solo podrá realizarse, dentro de una comunidad internacional que también se realice.

Interpreta Insfrán que este es el mundialismo que debe erigirse como contracara de una globalización que, centrada en lo material, olvida a la persona, al hombre y la mujer de carne y hueso por lo que insiste en su total identificación con el criterio presidencial de que se impone una profunda reforma de las instituciones que dominan el sistema internacional como el FMI, el Banco Mundial o rectores del comercio mundial como la OMC , requiere que se contemplen los intereses de todos los estados mas allá de sus atributos y capacidades.

Pero tambien, tal como lo ha expresado aquí en sus distintos mensajes y discursos, Insfrán entiende que también es necesaria una profunda reforma estructural de las relaciones económicas entre los países, reemplazando sistemas de lucha y explotación por los de colaboración recíproca, con un intercambio justo que se asiente sobre la base de la paz, la equidad y el respeto a la soberanía de los pueblos, significando que " de lo que se trata es de hacer efectivo el viejo apotegma, muchas veces incomprendido, muchas veces vituperado, de que el capital este al servicio de la economía, y ésta al servicio del hombre de carne y hueso".

"De lo que se trata en definitiva-subrayó- es de humanizar el capital" ,añadió.

El gobernador reconoció la sencillez y la sinceridad del presidente de EEUU, Barack Obama- a quien tuvo oportunidad de saludarlo- quien convocó a todos los presidentes presentes a trabajar en conjunto para poder así salir delante de una buena vez de la crisis económica mundial al significar que nadie puede darse el lujo de fijarse en las diferencias que pudiesen existir dejando de lado el trabajo que hay que hacer juntos y encarar de modo asociado y colectivo, en el contexto de una nueva era de cooperación basada en el respeto, con hechos y no con palabras tal como lo solicitó Cristina Fernández quien abogó por un tiempo de asunción de deberes y responsabilidades de manera igualitaria aunque a partir de que los mayores ejemplos debían provenir de los países potencialmente más poderosos en el plano militar, económico y cultural.

"Es lo que siempre traté de inculcar a los formoseños en el sentido que nuestra provincia es la gran empresa común que debe convocarnos porque son mucho más las cosas que nos unen que aquellas que nos diferencian o dividen", acotó.

"Cuando en marzo pasado hablé en la Legislatura advertía a mis comprovincianos acerca del difícil e incierto escenario mundial que había que enfrentar, así como también que era necesario fortalecer la cohesión social de los argentinos a partir de la consideración de todos y cada uno de los intereses de todos los sectores, en la comprensión que el camino del diálogo era el mejor para la superación, en armonía, de aquellas diferencias egoístas que pudiesen subsistir a partir del criterio de que no hay interés superior al de la Nación misma", expresó.

Insfrán confió que de los contactos mantenidos en EEUU pudo percibir que vienen tiempos mejores para el mundo aunque al aguardo de esa normalización económica y financiera seguirá promoviendo medidas orientadas a mantener los niveles de actividad económica y de garantizar el empleo a los formoseños, mientras se busca la inclusión laboral de los que aun no han tenido ocasión de tener un trabajo digno.

Comentá la nota