Insertarían a beneficiarios de planes en el ámbito privado

El Ministro de Trabajo de la Provincia, Marcelo Echazú, anunció que se crearán programas específicos para la sustitución de planes de Entrenamiento Laboral (PEL) "que abarquen problemáticas determinadas y no que se presten al clientelismo político".
El Ministro de Trabajo de la Provincia, Marcelo Echazú, anunció que se crearán programas específicos para la sustitución de planes de Entrenamiento Laboral (PEL) "que abarquen problemáticas determinadas y no que se presten al clientelismo político".

Echazú comentó que "no es la intención armar planes específicos para algunos tipos de manejo que poco tienen que ver con la necesidad de la gente", puesto que en su momento "tuvo que ver con la necesidad de los gobiernos de aplacar a determinados grupos o conseguir el apoyo de ellos".

El titular de la cartera laboral, informó que "actualmente tenemos 777 beneficiarios de planes PEL, lo cual significa una reducción respecto de lo que este gobierno recibió, de más del 50 por ciento".

Además destacó que "este plan fue prorrogado en su momento al 31 de diciembre y está venciendo este año", por lo que "nosotros durante el mes de diciembre notificaremos a cada uno de cuál es su situación para que no hayan sorpresas el 31".

El Ministro aseguró que se trabaja en un pre-proyecto que se originó en Buenos Aires, llamado "Insertar" y explicó que la idea es "corregir los errores que dicho programa pudo tener y aplicarlo en Tierra del Fuego".

El ministro dijo que "la normativa establecerá la posibilidad de crear un registro, que lo estamos elaborando, como así también "el desarrollo de la bolsa de empleo".

El programa Insertar estará dirigido "a las personas que buscan su primer empleo", y lo que hace el Estado es "subsidiar con una suma determinada a la empresa que contrata a un trabajador", graficó que "durante un determinado tiempo, el Estado aporta parte del sueldo de este empleado y este trabaja en una empresa privada con todos los requisitos que eso implica y con la capacitación que también implica estar trabajando".

Echazú calificó a este programa como algo "totalmente distinto" a los planes de empleo conocidos y que apunta a "la inserción efectiva de la persona en un puesto laboral real, no algo ficticio que se inventa para proveer de ayuda social".

Con respecto a la cantidad de jóvenes que podrán ser parte de este programa, el funcionario explicó que "dependerá de quienes son los que quieren ingresar a este sistema y también del interés de las propias empresas por incorporar a estos jóvenes".

Además calificó como "difícil" dar una cifra "porque si hay dos mil jóvenes tendrá que ser esa cantidad los que tengan la posibilidad de acceder a este programa sin necesidad de conocer a un funcionario político; Tiene que ser de acceso fácil e igualitario para todos".

Por otra parte, El Ministro explicó que "hay determinados nichos donde hay que trabajar con un esfuerzo especial", como por ejemplo "los jóvenes que acceden a su primer empleo, ya que hay muchos que se quejan de esta imposibilidad, también la gente mayor de 50 años que le cuesta notoriamente conseguir un empleo, y los discapacitados".

En estos sectores, "el Estado debe estar presente con políticas activas que favorezcan la inclusión laboral de todas estas personas" afirmó, agregando que "por una cuestión o por otra, están en una situación desfavorable o complicada respecto a su inclusión en el mercado laboral".

Además señaló que "para no generar un perjuicio innecesario" la intención es "seguir relevando a cada uno de ellos para ver quienes realmente están en estado de necesidad para continuar con esta ayuda bajo otras figuras, y los que no lo necesiten obviamente deberán ser dados de baja".

En este sentido, el funcionario explicó que al hablar de "otras figuras" se refiere a "dos o tres programas más que estamos pensando para que sustituyan al PEL pero apuntando a cuestiones específicas", por ejemplo "permitir las funciones del PEL en las ONG para que luego puedan tener alguna inclusión en las mismas" o preveer algún programa de "permeabilidad educativa mediante el cual aquellas personas que se comprometan a continuar sus estudios, sea del nivel que sea, sigan siendo beneficiarias".

El funcionario señaló que "Hay que cambiar en la mente de la comunidad esta cuestión de que el Estado me tiene que dar trabajo, sobre todo en los jóvenes", ya que "no es una cuestión privativa de Tierra del Fuego, esto también se ha dado a nivel nacional por eso es que hoy están desapareciendo a nivel nacional los programas jefas y jefes de hogar".

Comentá la nota