Insertan modificaciones al Código Procesal Penal para el caso de flagrancia

La Legislatura de Tucumán podría tratar la inclusión dentro del Código de Procedimientos Penal de la provincia la figura de la flagrancia para acelerar los tiempos procesales, para los casos de que los delincuentes sean aprendidos in fraganti.
El proyecto de Ley dictaminado tiene dictamen favorable de la Comisión de Seguridad y Justicia de la Legislatura de Tucumán, y tiene por fin insertar en el Código Procesal Penal de Tucumán el procedimiento para el caso de flagrancia.

El mencionado procedimiento, es de aplicación en los siguientes supuestos:

A)- Delitos dolosos cuya pena máxima no exceda de (15) quince años de prisión o reclusión.

B)- Tratándose de un concurso de delitos, que ninguno de ellos supere dicho monto.

C)- Delitos dolosos de acción pública sancionados con pena no privativa de la libertad.

Aprehendido infraganti el autor de un delito de los mencionados, y dentro de las (48) cuarenta y ocho horas de tomar conocimiento de la aprehensión, el Fiscal de Instrucción deberá solicitar al Juez de Instrucción que declare el caso como de flagrancia. La decisión del Juez de Instrucción respecto de la declaración de flagrancia será irrecurrible.

El fiscal de instrucción deberá cumplir con las pericias que resulten necesarias para completar la investigación en un término no mayor de 20 días desde la aprehensión, prorrogable por única vez mediante resolución fundada del Juez de Instrucción.

En el mismo término a lo expuesto con anterioridad, el Fiscal de Instrucción, el imputado y su defensor podrán solicitar al Juez de Instrucción, según correspondiere, la suspensión del juicio a prueba o el sometimiento a juicio abreviado (es decir con prescindencia del debate oral).

Vencido el plazo para solicitar la suspensión del juicio a prueba o el sometimiento a juicio abreviado, sin que las partes formulen petición alguna sobre los mismos, el Fiscal de Instrucción procederá en el término de cinco (5) días hábiles bajo sanción de nulidad, a formular por escrito la requisitoria de elevación a juicio y, al mismo tiempo, si el imputado se encontrare detenido, solicitar la prisión preventiva si fuere procedente.

"Vemos como esta iniciativa tiene como virtud instaurar un procedimiento que permita la resolución de los caso en flagrancia con celeridad, pero al mismo tiempo respetando las garantías del imputado. De esta forma la investigación fiscal transcurre en un plazo de 20 días, luego de lo cual, y si las partes no solicitaren la suspensión del juicio a prueba (siempre que corresponda) o el juicio abreviado, el Fiscal formula el requerimiento de elevación a juicio", lo manifestó el legislador Daniel Heredia, presidente de la Comisión de Seguridad y Justicia de la Legislatura de Tucumán, y autor del presente proyecto.

"Como novedad también se regula el llamado "Juicio Directísimo", para el caso de declaración de flagrancia, sumado a que el imputado hubiese admitido su responsabilidad. En este caso, y cumpliendo ciertos requisitos de la ley, el Fiscal de instrucción realizará directa e inmediatamente un requerimiento de elevación a juicio, solicitando la imposición de una pena. Posteriormente se celebrará una audiencia en sede de la Fiscalía. En esta audiencia, las partes acordarán continuar el proceso mediante las reglas del juicio abreviado (art. 442 bis) o fijar los puntos litigiosos del caso para solicitar prueba limitada a éstos en el debate, aplicándose a ese respecto las reglas del juicio ordinario.

De esta forma también se regula la situación de reconocimiento por parte del imputado admitiendo su responsabilidad, fijándose una audiencia a efectos de que las partes acuerden, o ir por el juicio abreviado (sin debate) o fijen puntos litigiosos para una prueba limitada en el debate", lo fundamenta el parlamentario.

Heredia indicó que esta modificación al Código "trata de otra forma de garantizar la efectividad del servicio de justicia, de modo que las causas de estas características tengan rápida resolución y se permita a nuestros tribunales una mayor eficacia en el cumplimiento de sus funciones. Demás está decir que esta iniciativa no arrasa con los derechos del imputado, sino que, con un nuevo procedimiento en el cual las partes participan activamente, se busca mejorar el servicio de Justicia".

Finalmente sostiene el legislador que "podemos así arribar a que muchos delitos (robos, hurtos, robos con armas de fuego, etc) que en la actualidad y debido a la gran cantidad de causas existentes quedan sin resolución, llegarán por este procedimiento a tener sentencia en forma rápida, sirviendo las condenas a efectos de la reincidencia y en definitiva colaborando mejorar las actuales condiciones de seguridad.

Comentá la nota