INSEGURIDAD RURAL Nuevo asalto en estancia de la localidad de Carabelas

A pocos meses del impactante hecho delictivo contra la familia Garabelli, los cacos acusados ya recuperaron la libertad. Un nuevo hecho ocurrido hace unos días impacta a la vecina población...
Cuando todavía no se han acallado los comentarios que sufriera el colonense Jorge Antonio Garabelli y los dos delincuentes que se sospecha lo asaltaron están en libertad nuevamente asaltaron un predio agrario en la localidad de Carabelas

Dos sujetos armados ingresaron a una estancia y con armas de fuego de grueso calibre dominaron a los moradores y se fueron con un auto, dinero y efectos de valor.

Una operación calcada al asalto a Garabelli, (buena información, individuos bien entrenados y decisión).

El objetivo fue esta vez una familia que son puesteros (paraje solitario de la estancia La Circunstancia) y alejada del pequeño casco.

Una vez dominado atan a las víctimas revisan la casa con total tranquilidad. Uno de los ladrones tenía voz de mando y parecía ser el jefe.

Los cacos pidieron la llave de una camioneta y con total impunidad se alejaron del sitio, con un botín que superaría los tres mil pesos, armas de fuego (escopeta) y la camioneta Ford F-100. La misma fue hallada en la zona de El Arbolito con las armas

Caso Garabelli

Tras varios allanamientos en Pergamino, se detuvo a un miembro de la banda que asaltó la casa de campo, ubicada en un predio cercano a la localidad de Carabelas propiedad de Jorge Antonio Garabelli, presidente de la Asociación Cooperadora del Banco Credicoop sucursal Colón.

En los allanamientos se secuestraron ropa, celulares, proyectiles entre otras cosas.

En la noche del jueves 11de junio Garabelli regresaba a su casa en un auto de su propiedad, junto a su esposa e hijos, cuando al llegar advirtió que cuatro encapuchados lo estaban esperando.

El colonense intentó huir chocando un árbol, recibiendo el impacto de un disparo de los ladrones que le impactó en un hombro.

Rápidamente el herido y su familia fue reducida y llevada al interior de la vivienda donde permanecieron de rehenes.

Los delincuentes revisaron la casa y se llevaron, dinero, celulares y joyas, huyendo con un auto marca Chevrolet, Corsa, propiedad de Garabelli

Por caminos rurales los delincuentes se dirigían a Pergamino, pero fueron interceptados cerca de Pinzón por un móvil policial, generándose un tiroteo.

Los asaltantes abandonaron el auto y a campo traviesa huyeron, sin que pudieran ser detenidos. Poco después en allanamientos en Pergamino se pudieron detener a dos de los miembros de la banda. Hace poco más de un mes estos delincuentes recuperaron la libertad.

Comentá la nota