Inseguridad: minuto de silencio, rezo e himno

Vecinos de Wilde realizaron un minuto de silencio, una oración y entonaron el Himno Nacional en un acto de homenaje a la arquitecta y catequista Renata Toscano, asesinada la semana pasada en esa localidad bonaerense, y en reclamo de Justicia y mayor seguridad. La acción también se emuló en otros puntos de Capital y el Gran Buenos Aires, tras la difusión que dieron famosos como Mirtha Legrand y Susana Gimenez para este acto.
La concentración principal se realizó sobre la explanada de la iglesia del Colegio San Ignacio, ubicada en la calle Bragado al 650, en la zona sur del conurbano. Los primeros concurrentes arribaron al lugar a las 20.30, y entre los presentes se vio a varios alumnos de Toscano que vistieron sus guardapolvos blancos. En otros puntos de Capital hubo acciones similares. En zona norte, precisamente en Belgrano, vecinos realizaron un cacerolazo espontáneo.

Los vecinos de Wilde estuvieron nuevamente encabezados por María Denegri- cuyo hijo Leandro fue asesinado en 2003, durante un robo, en Wilde-, como en las cuatro marchas de la semana pasada que se realizaron frente a la comisaría local.

Esta vez, el acto estuvo a cargo del rabino Sergio Bergman y del sacerdote Guillermo Marcó, quienes realizaron sendas oraciones luego de que los presentes hicieran un minuto de silencio. Luego, los vecinos entonaron el Himno Nacional mientras flameaban algunas banderas argentinas.

En ese momento, varios alumnos de la Escuela 8 de Wilde transmitieron la letra del himno mediante el lenguaje de señas para los sordomudos.

Por último, el cura y el rabino encabezaron una oración ecuménica, que fue aplaudida por los vecinos. "Los argentinos queremos amar y no odiar", expresó Bergman y en un tramo exclamó: "Viva la patria!", tras lo cuál, los presentes comenzaron a gritar "íJusticia!".

Por su parte, Marcó dijo: "La gente quiere salir de su casa, ir a trabajar, volver tranquilo. salir a la noche y pensar que sus hijos también van a regresar en paz".

Comentá la nota