Inseguridad: largo debate en el Concejo

Distintos proyectos derivaron en casi dos horas de tratamiento del tema. Abundaron las chicanas políticas en torno a la desaparecida tasa de seguridad.
El proyecto de alarmas comunitarias fue girado a comisión y se aprobó una iniciativa que respalda la resolución emitida por el Concejo de San Isidro.

Además, los ediles fijaron un encuentro con las autoridades del área de seguridad que no será abierto a los vecinos.

El asesinato del ingeniero Ricardo Barrenechea durante un robo ocurrido en su casa de Acassuso, en el partido de San Isidro, agitó el siempre latente tema de la inseguridad en la provincia de Buenos Aires.

Mientras en Luján continúan las quejas vecinales por la creciente falta de seguridad, incluso en el sector agrario acaban de conformar una Mesa Regional para la Seguridad Rural (ver Pág. 12), el viernes pasado el Concejo Deliberante trató la problemática durante casi dos horas.

Dos fueron los disparadores que llevaron a los ediles a abundar en “chicanas políticas” que giraron en torno a la desaparecida tasa de seguridad vigente durante parte del gobierno del ex intendente Miguel Prince. Como síntesis, el próximo viernes se realizará una reunión entre ediles y autoridades relacionadas con la seguridad.

En primer término se decidió girar a las comisiones de Seguridad y Legislación el proyecto para instalar un Sistema de Alarmas Comunitarias, presentado por el ahora ex bloque oficialista que responde a María Inés Fernández.

Tal como anticipó EL CIVISMO en su edición anterior, la iniciativa plantea la puesta en funcionamiento de una red de alertadores con luz y sonido, o combinadas con los dos elementos, que al ser activada por el vecino permite alertar a todo el barrio y dar aviso a la Policía.

“Como es nuestra costumbre, cuando presentamos una ordenanza somos nosotros quienes pedimos que ingrese a comisión para que esto pueda ser enriquecido por los demás bloques”, dijo el concejal Pablo Tonini, quien aprovechó para referirse al proyecto de videocámaras que su bloque presentó semanas atrás.

El edil le respondió a la intendenta Rosso. En declaraciones radiales, la jefa comunal puso en duda la posibilidad de llevar a cabo la instalación de cámaras de seguridad en distintos puntos de la ciudad. Había marcado el elevado costo (habló de 1.500.000 pesos), además de poner entre signos de preguntas la efectividad del sistema.

“Nosotros hablamos de la posibilidad de hacer una implementación escalonada y con apoyo de las empresas y comerciantes de la zona. Para graficarlo de alguna forma: le pedimos a la intendenta que averigüe el presupuesto de una moto y nos trajo el presupuesto de una Ferrari.

Hay ciudades donde las cámaras se han implementado de manera escalonada y con un costo totalmente diferente.

“¿Con quién habló la intendenta para decir que todavía no se tiene certeza sobre la efectividad de las cámaras?

¿Está diciendo que Sergio Massa (ex intendente de Tigre y actual jefe de Gabinete) invirtió un millón y medio en algo cuyos resultados desconocía? El propio funcionario del área de Seguridad del Departamento Ejecutivo le recomendó la implementación del sistema de cámaras”, expresó Tonini.

EN ESTADO DE EMERGENCIA

El tratamiento del tema de la inseguridad continuó con un proyecto también presentado por el ex oficialismo. La propuesta adhiere a la resolución emitida por el Concejo de San Isidro sobre la necesidad de declarar la emergencia de seguridad pública en la provincia de Buenos Aires.

También se solicita a las autoridades provinciales y nacionales “la disponibilidad urgente de recursos humanos, legales, financieros y tecnológicos que permitan dar una respuesta eficiente al actual estado de inseguridad que experimenta la sociedad bonaerense y especialmente a la ciudadanía de Luján”.

El debate entró entonces en el camino de las recriminaciones políticas. El ex concejal princista Ariel Notta habló de “una actitud institucionalmente histérica, porque la primera definición importante que nosotros tenemos que tener con respecto a la seguridad pública es definir cuál es el rol que el municipio va a cumplir en este tema”.

“Este Concejo es el mismo que en su momento derogó la tasa de seguridad, que era un recurso genuino. Cuando se habla de recursos que van a brindar empresarios y comerciantes, hay que darle una entidad determinada. Y la tasa de seguridad era un formato, mejorable. Pero era real.

“El concejal que me precedió en la palabra (por Tonini), que habló preocupado sobre el tema de la inseguridad, fue uno de los concejales que promovió la derogación de esa tasa. Es decir que Luján hoy cuenta con menos recursos para destinar en este tema porque hubo concejales que en ese momento tomaron la decisión política de derogar la tasa de seguridad”, dijo Notta sobre la desaparecida y cuestionada tasa de seguridad vigente durante buena parte del gobierno de Prince.

La intervención de Notta disparó un extenso intercambio de opiniones donde los concejales que responden o respondieron a Prince reivindicaron la tasa de seguridad y los ediles opositores mantuvieron la decisión de sus fuerzas políticas que, hace casi dos años, no renovaron ese impuesto.

El proyecto de resolución presentado por el Partido Justicialista fue aprobado por mayoría, con las abstenciones del oficialismo y del bloque encabezado por Notta.

En la sesión, los concejales decidieron, para el próximo viernes, realizar una reunión con autoridades policiales y municipales. El encuentro está pautado para las 18 y no será abierto al público. Hasta el cierre de esta edición se desconocía si el periodismo podrá o no formar parte del plenario donde también se tratará el tema de la actividad de locales de diversión nocturna.

Comentá la nota