Inseguridad y las drogas, los temas ausentes.

Inseguridad y las drogas, los temas ausentes.
La oposición fustigó el discurso del mandatario. Los parlamentarios disidentes coincidieron en que Alperovich no abordó las problemáticas sociales que preocupan a los tucumanos. Cuestionan índices de salud.
Unos indignados, otros resignados. Los parlamentarios que integran la minoría opositora de la Cámara asistieron a pleno a la inauguración del 104º Período de Sesiones Ordinarias. Los legisladores coincidieron en que el discurso del gobernador, José Alperovich, no llenó sus expectativas dado que graficó una realidad diferente a la de la provincia.

”Me pareció flojo, carente de contenido, fue un catálogo de buenas intenciones”, disparó Esteban Jerez (bloque Alberdi). El ex fiscal Anticorrupción criticó las referencias del mandatario a la política de salud: ”Muchos de los guarismos que se volcaron no son reales. No encaró el informe que hizo el Siprosa sobre las muertes por neumococo, afecciones por meningitis que en este último semestre, en Tucumán, se cobraron la vida de 14 niños. Habló de la construcción del Hospital de Este, que está en veremos y del de Aguilares, que no tiene personal. El plan de salud está haciendo agua”, ejemplificó. Por otro lado, cuestionó que Alperovich no se haya referido a problemáticas sociales como la inseguridad y la drogadicción. En que estos dos puntos estuvieron ausentes coincidió el parlamentario Ricardo Bussi (FR). “Fue un discurso lleno de promesas rimbombantes. Pero dijo muy poco en materia de inseguridad y absolutamente nada de programas que sirvan para combatir la drogadependencia”, puntualizó. ”Creo que no ha cubierto las expectativas. Repite los discursos a pie juntillas y los resultados no se traducen en obras concretas”, opinó.

Para José Cano (UCR) una rendición de cuentas implica mucho más que ”un anuncio de obras”, de acuerdo con cómo calificó la alocución. ”Hay que avanzar en la calidad institucional. El gobernador convoca a todos los sectores al debate pero en primer lugar hay que generar el espacio para ese debate”, propuso.

Cano, quien denunció en la Justicia supuestas irregularidades en los índices de mortalidad infantil, insistió: “El gobernador no conoce el tema. Lo vuelven a hacer incurrir en una mentira pública”. El radical aseveró que existe una “negación” de los asuntos que reclama la sociedad como la resolución de crímenes como el de Paulina Lebbos o la calidad educativa.

Luis José Bussi (FR) alabó el abordaje que Alperovich hizo de la crisis económica aunque resaltó: ”La duda que me queda es cómo va a afrontarla el Gobierno”. Luego agregó que el discurso no tuvo menciones de políticas concretas para menguar los efectos de la debacle.

”Hubo puntos similares al discurso del año pasado, en cuanto a la exaltación de los logros del Gobierno, que sin dudas los hay. Pero considero que quizás fueron exageradamente expresados”, aseveró.

Inesperadamente, el laborista Osvaldo “Renzo” Cirnigliaro asistió a la ceremonia. El disidente había anunciado durante la semana pasada que no participaría de la inauguración. “Entiendo que la voluntad personal de un hombre público debe estar subordinada a las leyes, y resolví asistir para no incumplir las disposiciones de la Constitución que reglan mi mandato”, argumentó.

Para Cirnigliaro, el eje del discurso del gobernador fue “echarle la culpa de su desgobierno a la crisis económica internacional ”.

Asimismo, el parlamentario afirmó que Alperovich difundió datos inciertos respecto a las bajas en los números de la desocupación, la mortalidad infantil y la pobreza.

“Alperovich describió el panorama de otra provincia, parece ser el gobernador de una isla de fantasía que no existe nada más que en los sueños megalomaníacos de la familia gobernante” concluyó.

Comentá la nota