La inseguridad y el dengue marcaron el ritmo de una nueva sesión.

LANUS: El Concejo Deliberante de Lanús le dio tratamiento ayer, en el marco de una nueva sesión, a una centena de proyectos y pidió al Ejecutivo soluciones y políticas contra la inseguridad y de prevención contra el dengue. Además, devolvió a comisión el proyecto de ordenanza que propone modificaciones en la regulación vigente para las proveedurías.
En el marco de una maratónica y extensa sesión, en la que se dio tratamiento parlamentario a cerca de cien expedientes, el Concejo Deliberante de Lanús expresó ayer a través de los distintos bloques su preocupación por el crecimiento de la inseguridad y el peligro que representa el dengue.

Atentos a la crisis que generó en el distrito el reciente asesinato de un vecino de Valentín Alsina a manos de un joven de 14 años, los ediles dejaron en un segundo plano el debate en torno a los proyectos y pusieron todo el énfasis en repudiar la escalada de violencia que azota al conurbano.

Así, a través de su jefe de bancada, Mariano Amore, el interbloque del ARI Coalición Cívica pidió que vuelva a comisión una iniciativa referida a la seguridad en la zona donde se produjo el crimen del camionero Daniel Capristo, que en principio estaba acordado que iba a aprobarse.

"Pedimos que vuelva a tratarse más adelante porque creemos que este no es el momento indicado dado los últimos acontecimientos", explicó el presidente del espacio, en referencia al proyecto que proponía enviar agentes de tránsito –especialmente los domingos- "para controlar la situación expuesta en la avenida Perón" en la zona de las plazas Constitución y 1º de Mayo.

Otra de las cuestiones que marcó el ritmo de la asamblea fue la "necesidad de aumentar la prevención contra el mosquito del dengue". La encargada de justificar el reclamo fue la edil que responde a la conducción de López Murphy, Susana Martins Rocha, y enseguida tuvo el respaldo de los demás bloques.

Desde el oficialismo, Juan Munin apuntó que la enfermedad "no es una cuestión política sino de todos" y remarcó los "esfuerzos de prevención" que se encuentra realizando el gobierno de Darío Díaz Pérez.

En coincidencia, Paola Rezano, de la bancada unipersonal Libres del Sur, defendió el expediente al señalar que apunta a "tener información sobre los trabajos que está haciendo el Municipio" y "meter el debate en Lanús".

"Hay que tomar consciencia de que es algo que si bien nos afecta a todos, están en mayor riesgo los más humildes porque carecen de cloacas y viviendas dignas. Por eso nos parece importante que se incrementen las acciones tendientes a la concientización y la fumigación", completó.

Respecto al proyecto que establece una modificación en la normativa que actualmente rige la situación de las proveedurías (locales comerciales con depósitos de entre 100 y 400 metros cuadrados) volvió a la comisión de Gobierno desde donde había salido con dictamen favorable, a partir de algunos "irregularidades" marcadas desde la oposición.

El punto fundamental que imposibilitó que el proyecto prosperara fue que no estaba claro si los locales que funcionan actualmente deberán cumplir con lo previsto por la nueva normativa o quedarán exentos de ella.

Comentá la nota