Se inscribieron 147 candidatos para pelear por siete bancas.

Un total de 14 listas competirán por los tres espacios en el Senado y los cuatro escaños en la Cámara baja de la Nación que Tucumán renovará el 28 de junio.
Distribuidos en 14 listas: cuatro alianzas electorales y diez partidos políticos, un total 147 tucumanos (entre candidatos titulares y suplentes) se inscribieron ayer para pelear por las tres bancas en el Senado y los cuatro escaños en la Cámara baja de la Nación que Tucumán renovará en los comicios del próximo 28 de junio.

El tiempo para especulaciones y negociaciones se agotó a la medianoche, con el vencimiento del plazo previsto para la inscripción de los candidatos ante la secretaría del Juzgado Federal con Competencia Electoral de Tucumán.

De las 14 fuerzas que anotaron a sus candidatos, 13 presentaron postulantes a senadores (dos titulares y dos suplentes) y diputados nacionales (cuatro titulares y tres suplentes), mientras que el Partido de la Independencia solamente inscribió candidatos a la Cámara alta (dos titulares y dos suplentes).

Como ocurre habitualmente en estos procesos, la mayoría de las fuerzas políticas de la oposición esperó hasta ayer, sobre el vencimiento de los plazos, para confirmar sus nóminas de postulantes.

Los últimos candidatos en ser registrados ante la Justicia Electoral Nacional, a las 22.30, fueron los del frente Unión Pro Federal, que encarna al peronismo disidente de la mano del ex vicegobernador Fernando Juri, y que también integran Recrear , el Movimiento Independiente, el Partido Autónomo, Ciudadanos Contra la Corrupción, entre otras fuerzas políticas y sindicales. Además de la confirmación de la ex republicana Delia Pinchetti de Sierra Morales como primera en la lista a diputados, en la alianza promovida por Juri ayer se sumó, como novedad, la inclusión en las listas de la ex ministra de Educación, Olga Morales.

Otro de los frentes que esperó hasta último momento para anotar sus candidatos, debido a que recién ayer se terminó de "tejer" la nómina, fue el Acuerdo Cívico y Social que encabeza el radicalismo, con el legislador José Cano a la cabeza, y en el cual también confluyen la Coalición Cívica, el Partido Socialista, la Democracia Cristiana y los productores rurales autoconvocados, entre otras organizaciones.

En este sector, la novedad más sobresaliente de la jornada estuvo dada por la decisión de reincorporar a las filas del radicalismo a varios dirigentes que habían sido expulsados del partido en los últimos tiempos, como es el caso del legislador Jorge Mendía y los dirigentes José Ascárate, Alfredo Neme Scheij, Dante Salvioli y Ariel García. Según consideró Cano, "esto no sólo significa la reunificación de la UCR, sino también la adhesión definitiva del CONFE (cobismo) -que representan Ascárate y Mendía- al Acuerdo Cívico y Social".

Otra de las sorpresas de ayer fue la inclusión del ex vicegobernador Julio Díaz Lozano encabezando la lista de candidatos a diputados del Partido Laborista, que preside Osvaldo "Renzo" Cirnigliaro. Ello debido a que Díaz Lozano, hasta el último viernes, figuraba entre los posibles postulantes del Acuerdo Cívico y Social.

Comentá la nota