Los inquilinos llevarán sus quejas

La concejalía popular a cargo del ex edil Nire Roldán prometió para hoy "llevarle a la presidenta el problema de los inquilinos" al considerar "irritante que Cristina Fernández de Kirchner venga a Rosario a inaugurar viviendas cuando en 2005 anunciaron en el acto del Día de la Bandera que "iban a construir 50 mil mediante el Plan Federal en la región y todos sabemos que no se construyeron más de mil en cinco años".
La idea surgió por parte del ex concejal del ARI y presidente del Centro de Estudios Metropolitanos de la Concejalía Popular antenoche en la asamblea de inquilinos que se desarrolló con el objeto de sintetizar los diez ejes centrales de la campaña "Por una nueva ley de Alquileres Justos".

"El drama que padecen los inquilinos está directamente vinculado a la ausencia de políticas públicas eficaces en materia de vivienda. No sólo hay retrasos en el Plan Federal de Viviendas, sino que no existen programas de construcción de casas destinadas al alquiler", argumentó Roldán.

También le apuntó a la inaccesibilidad al crédito hipotecario de aquellos inquilinos con interés en transformarse en propietarios, un plan lanzado por el kirchnerismo. "Una de cada mil personas calificaba para poder acceder a los mismos, y el fracaso es tan grande que a los empleados de los bancos les da vergüenza informar sobre la operatoria", ahondó.

Comentá la nota