Inoportuno: Aguas pide aumentar tarifas (15%)

La concesionaria del servicio de agua potable en la ciudad de Córdoba presentó el pedido de apertura de la Mesa Tarifaria. La última suba, del 11,23 por ciento, fue autorizada en setiembre.
La empresa concesionaria del servicio de agua potable, Aguas Cordobesas, presentó en las últimas horas un pedido de apertura de la Mesa de Estudios Tarifarios y Precios, con el fin de solicitar que se la habilite para aplicar un nuevo incremento de un 15% en la tarifa que cobra por esta prestación.

Así se lo adelantaron a LA MAÑANA fuentes del Ente Regulador de los Servicios Públicos (Ersep), que es el organismo encargado de convocar a la constitución de dicho espacio de debate, conformado por un representante del Ersep, uno de la Provincia, uno de la Fiscalía de Estado y dos de la firma prestadora.

Este mecanismo figura en el contrato que une a Aguas Cordobesas con el gobierno provincial y permite que la empresa presente sus estudios de costos justificando la solicitud de variación tarifaria. Mientras tanto, el Ersep también puede avanzar con estudios propios para luego llegar a un acuerdo en torno al porcentaje de aumento que se autorizará.

Debe remarcarse en este marco que el pedido de apertura de la Mesa Tarifaria no significa que necesariamente el Ersep deba autorizar su constitución, aunque en términos contractuales Aguas Cordobesas tiene el derecho de efectuar la solicitud.

¿Inoportuno?

Lo que puede cuestionarse, en medio de la crisis hídrica, es si resulta oportuno o no el pedido de aumento por el impacto que ese reclamo puede provocar en la opinión pública. Pero a no confundirse: en Córdoba quedó demostrado, sin falsa demagogia, que los ajustes periódicos y graduales de la tarifa de agua permitieron sostener un servicio de calidad y sin exponer luego a los usuarios del sistema a grandes tarifazos.

Según el contrato, la empresa puede pedir una nueva actualización si el aumento de los costos operativos supera al ocho por ciento o si ya pasaron seis meses desde el anterior pedido. En este caso, si bien el último incremento fue otorgado en setiembre, la apertura de la Mesa había sido solicitada en marzo, por lo que la cláusula temporal es favorable a la empresa. En rigor, la última suba otorgada correspondió al atraso del segundo semestre de 2008, mientras que el nuevo pedido hace referencia al primer semestre del corriente año.

A partir de ahora, el Ersep en los próximos días deberá aprobar o no la constitución de la Mesa y luego Aguas Cordobesas tendrá 90 días para presentar sus estudios, plazo que puede extenderse, ya que el contrato habilita prórrogas provisorias, como ocurrió a principios de año cuando el aumento se demoró porque el gobierno provincial quiso evitar darle una "mala" noticia a los cordobeses antes de las elecciones del 28 de junio.

Un aspecto importante a precisar es que el pedido de la concesionaria no incluye un detalle de cuál será el alza que se demandará, sino que es sólo una nota en la que la empresa transparenta su intención de que haya un nuevo incremento del servicio.

De todos modos, si se tiene en cuenta que la inflación anual, medida por economistas e investigadores privados, se sitúa en torno al 15 por ciento, es de esperar que la suba solicitada ronde en esa cifra.

En el último año y medio, los habitantes de la Capital provincial tuvieron un incremento acumulado superior al 50 por ciento en el servicio de agua. Puntualmente, para los casi 400 mil consumidores residenciales, durante 2008 la Provincia autorizó sendos incrementos del 28,44 por ciento y del 14,27 por ciento. En el primer caso, las alzas se fueron aplicando escalonadamente en enero (12%), julio (7,56% + 1,31%) y enero de 2009 (7,57%). En tanto, el aumento restante se aplicó desde noviembre. Así, la suba global alcanzó al 42,71 por ciento, a lo que se sumó el 11,23 por ciento reciente. Por su parte, la categoría de los no residenciales en 2008 soportó una variación del 12 por ciento en enero, 15 por ciento en mayo, 14,27 por ciento en noviembre; mientras que este año el alza fue de 19,31 por ciento.

Así y todo, el servicio de agua continúa siendo uno de los más baratos, y más aún si se lo compara con el valor de otros gastos cotidianos. Según cifras aportadas por la empresa, la tarifa promedio que pagan los habitantes de la ciudad es de 26 pesos, una cifra que representa el valor de cinco gaseosas cola de dos litros o de unos cuatro kilos y medio de pan.

Comentá la nota