Inmuebles 2010: esperan un mejor ritmo, aunque con precios casi congelados

 Inmuebles 2010: esperan un mejor ritmo, aunque con precios casi congelados
Aunque se cree que la oferta superará a la demanda, el mercado estima que los precios se van a mantener. Las únicas alzas previstas (cerca de 15%) son para unidades exclusivas
Una mesurada recuperación del nivel de actividad, sumada a un enfriamiento casi generalizado de los precios.

A grandes rasgos, esos serán los carriles por los que, según los expertos del mercado inmobiliario, se moverá el mundo de los ladrillos durante buena parte de 2010.

La mejora en el ritmo de compra-venta de inmuebles está relacionada en forma directa con el flojo desempeño que tuvo este negocio en 2009, sobre todo en los primeros ocho meses. Durante ese lapso, según datos del Colegio de Escribanos de Capital Federal, la cantidad de operaciones concretadas arrojan un saldo negativo del 34,1% si se las compara con el mismo período de 2008.

Sin embargo, esa tendencia se comenzó a revertir a partir del último cuatrimestre de este año. Y justamente a ese impulso se pretenden subir los empresarios ligados al real estate.

"Fue un año bastante particular. Tuvo un comienzo durísimo para la actividad debido a la crisis financiera internacional, a lo que luego se sumó el conflicto con el campo y la incertidumbre que provoca un proceso eleccionario como el que se dio hasta mitad de año. Una vez superado esto, la cosa empezó a cambiar, aunque lentamente. Es por esto que tenemos buenas perspectivas para 2010, atentos a este impulso tomado en los últimos meses", sostuvo Javier Tizado, titular de Tizado Propiedades.

Precios en calma

Quienes no mostraron una gran evolución durante este año son los precios de los inmuebles. Y, de acuerdo con la opinión de los especialistas entrevistados por El Cronista, mantendrán una tendencia casi idéntica, aunque sólo algunos se podrán dar el lujo de crecer, aunque no más de un 15 por ciento.

"No hay por qué esperar grandes movimientos en relación a los precios", dijo Luis Ramos, director de la inmobiliaria LJ Ramos.

Esta afirmación se basa en el impulso que muestra la oferta de departamentos, que no es acompañada por la demanda, hasta hoy más retraída. "Hoy hay propietarios que se ven obligados a reducir sus pretensiones porque no consiguen compradores. El mercado inmobiliario se maneja en función de la confianza, algo que no abunda en la actualidad", resaltó Ramos. El valor del metro cuadrado a estrenar hoy promedia los 1.600 dólares.

En este sentido, coincidió con el resto de los entrevistados, y consideró que "se verán incrementos de precios sólo en unidades exclusivas, que no abunden en el mercado".

Otra de las conclusiones de los especialistas es que las unidades chicas, que oscilan entre los $ 60.000 y los $ 70.000, serán también en 2010 las más requeridas. En esencia, esto tiene que ver con la falta de crédito hipotecario –una constante del mercado inmobiliario argentino– que aleja a potenciales compradores. Esta es una de las grandes contras que apuntan en el mercado inmobiliario de cara al año que viene.

"Cerca del 80% de los desarrolladores hoy se ocupa de construir para este segmento; es el que más crecerá", confió Diego Vega, director general de la desarrolladora Debaires

Comentá la nota