Inmobiliario: una suba de entre el 75 y 100% para el 40% del padrón

El máximo aumento será del 200% y afectará al 1,3% de los propietarios. No se actualizaron los valores fiscales de los inmuebles, sino que se multiplicaron por 3. Quienes pagan el mínimo no tendrán modificaciones.
Azorados, miles de contribuyentes empezaron a recibir las boletas del Inmobiliario 2010. Los nuevos valores sorprendieron a los santafesinos que en muchos casos tendrán que pagar el doble o más, de lo que venían pagando. La actualización responde a la aplicación de la reforma tributaria que la Legislatura aprobó junto al Presupuesto 2010; la suba del Inmobiliario fue prácticamente el único punto en el que coincidieron peronistas y socialistas.

Los incrementos son graduales. Los exentos mantendrán esa condición y quienes pagan el mínimo, no sentirán el impacto. Pero otra gran franja de casi la mitad de los contribuyentes tendrá subas de entre el 75 y 100%. La progresividad se mantiene hasta llegar a un tope de 200%.

En diálogo con El Litoral, el titular de la API, José Raffín, reconoció que los nuevos valores son de gran impacto, pero dijo que ése es el costo de los slogans de campaña de gobiernos anteriores.

"El inmobiliario no se actualiza desde 1992. En el medio, tuvimos gobiernos justicialistas (particularmente el de Jorge Obeid), cuyo mensaje era hacer obras sin aumentar impuestos. Bueno, eso trae aparejado estos inconvenientes. Si uno evita que las cosas transcurran de manera natural, cuando se producen, causan gran impacto. Recordemos lo que fue la salida de la convertibilidad; estuvimos mucho tiempo en ese sistema y cuando se salió, el impacto fue de golpe. Por eso soy partidario de que las cosas sigan su curso, y que las subas vayan acompañando la economía real. Si no, tendremos estos problemas", dijo.

Raffín enfatizó que los aumentos "no los impone el gobierno, sino que son producto de una ley", y recordó que a instancias del PJ, se eliminó del proyecto del Ejecutivo la posibilidad de que aportaran al fisco los sectores de mayor capacidad contributiva, como la industria y la construcción, que seguirán exentos de Ingresos Brutos.

Desagregado

Según detalló Raffín, de un total de 1.339.242 partidas, 565.887-el 42%- no tendrá modificaciones. Se trata de los contribuyentes que están exentos o que pagan el mínimo. A esta última categoría corresponden 460.776 contribuyentes, que seguirán pagando 45 pesos anuales, es decir, 11 por cuota. En el grupo de los exentos -son 105.111 contribuyentes-, están incluidos los jubilados y ex combatientes de Malvinas.

"Esto significa que el segmento de población que realmente sufre la crisis económica y las personas de menores recursos no tendrán aumento", justificó.

En el 58% restante del padrón, el aumento impactará de manera gradual.

Un total de 242.521 contribuyentes (19% del padrón) pagará hasta un 75% de aumento. Otros 277.221 (22% del padrón) tendrán una suba de entre el 75 y 100%. Más de 168 mil contribuyentes (13% del padrón) pagarán entre el 100 y 125% de incremento. Otros 57.373 (4,6% del padrón) pagarán una suba de entre 125 y 150%. Unos 11.195 contribuyentes (0,9% del padrón) pagarán entre 150 y 175% más. Y 16.318 contribuyentes (1,3 % del padrón) tendrán un aumento de entre 175 a 200%.

Ejemplos

Una propiedad cuya valuación es de 22.824 pesos, pagaba 124 pesos anuales; ahora pagará 239, es decir, cuatro cuotas trimestrales de 60 pesos. El aumento es del 93%.

"Cualquiera que verifique en su boleta, verá que los avalúos son ajenos a la realidad; un departamento que hoy en el mercado tal vez cuesta 200 ó 300 mil pesos, tiene un valor fiscal que no supera los 40 mil", dijo Raffín.

Una propiedad valuada en 30 mil pesos pagaba 182 pesos anuales; ahora pagará 368, es decir, cuatro cuotas trimestrales de 92 pesos. El aumento es del 102%.

Una propiedad valuada en 65.680 pesos pagaba 555 pesos anuales y ahora pagará 1.176 pesos anuales, es decir, cuatro cuotas de 294 pesos. El aumento es del 112%.

En el extremo se encuentran las propiedades de mayor valor. Así, un inmueble valuado en 468 mil pesos y que pagaba 5.459 pesos anuales, pagará 16.378 pesos -más de 4 mil pesos por cuota-. Tendrá un incremento de casi el 200%.

Raffín insistió en resaltar que la ley no modificó los avalúos, que siguen invariables desde 1996. "Tal vez eso hubiese sido más justo -reconoció-, pero se decidió no actualizarlos, porque se buscó que el incremento impactara solamente en Inmobiliario. Si se modificaban los avalúos, eso iba a tener incidencia en otro tipo de impuestos nacionales (como Impuesto a los Bienes Personales) y la carga impositiva iba a ser aún mayor", concluyó.

Comentá la nota