Las inmobiliarias empiezan a usar el modelo de los hipermercados para vender

Frente a la baja de las ventas, las estrategias de marketing se vuelven mas agresivas para intentar atraer a los clientes con rebajas puntuales de hasta 20% en inmuebles top
A pesar de que el mercado inmobiliario argentino aun sigue siendo un atractivo refugio para inversores locales y extranjeros, y que sus precios resisten a las caídas de valores que en otros mercados provocó la crisis internacional, en los últimos meses las operaciones de compra y venta se han reducido a niveles que se pueden contar con los dedos de una mano.

Ni siquiera un conjunto de factores disímiles entre sí como la falta de credibilidad en el sistema bancario y el de capitales local, o la posibilidad de adherirse al blanqueo de capitales parecen jugar en favor de un mercado que, como la economía argentina, estaba acostumbrado a crecer a tasas chinas.

En mayor o menor medida, las inmobiliarias han comenzado a tomar cuenta de este nuevo escenario de menores negocios y agudizan el ingenio para sostener sus actividades en tiempos como los actuales.

De hecho, las iniciativas de marketing se están volviendo cada vez más agresivas con el objetivo de estimular una demanda cada vez mas desconfiada y conservadora. Ahora todo parece empezar a valer para vender una propiedad en épocas de vacas flacas.

En este marco, una nueva tendencia que se asoma es la de utilizar estrategias de empresas relacionadas con el consumo masivo como los súper e hipermercados, o los fabricantes y vendedores de indumentaria que realizan ofertas puntuales y rebajas en determinados días de la semana.

Lunes 20% de descuento en carnes; jueves 15% off en alimentos; o miércoles de barata en remeras, son algunas de las muletillas más usadas por el retail para atraer a los consumidores a sus góndolas o vidrieras.

Este sale también llegó al mundo inmobiliario de la mano de D’ARIA, una de las principales comercializadoras de viviendas de la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

Sólo por hoy y mañana ofrecerá en su sede de La Lucila inmuebles de alta gama con importantes descuentos. Se trata de unidades de diferentes emprendimientos y variadas características a construirse, a medio terminar y ya terminadas que son propiedad de desarrolladores clientes de la inmobiliaria.

Bajo la denominación D’ARIA SALE - 20% OFF ofrecerá más de 70 propiedades a estrenar, todas con un 20% de descuento sobre sus valores vigentes, sin ajustes, y con una relación de precio por metro cuadrado que arranca en los u$s 1.150.

La intención es acercar a inversores que buscan oportunidades y también a interesados en comprar para uso propio. "Por nuestra experiencia sabemos que los tiempos de crisis acercan también grandes oportunidades", sostuvo Alejandro Toscani, jefe de producto de la División Desarrollos de D’Aria.

El ejecutivo agregó que "la oferta surge para juntar las dos partes de este negocio alejadas entre sí y con razón. Los clientes porque ven que el dólar sube, hay recesión y dudan en comprar ahora. Y los desarrolladores porque construyeron y pagaron a los proveedores con costos anteriores a la debacle y no quieren bajar los precios".

También explicó que el descuento de 20% no fue elegido al azar sino que se trata del porcentaje habitual que se pide de rebaja a la hora de cerrar una operación. "Es una acción proactiva para satisfacer la demanda de oportunidades que el mercado inmobiliario local nos reclama sin perjudicar con ello a quienes sostienen la actividad del desarrollo inmobiliario", agregó.

Comentá la nota