En el inicio de las vacaciones abren consultorios externos por la gripe A.

Se habilitaron nuevos espacios ante un posible aumento en la demanda en Villa Gesell y General Madariaga. En Pinamar prorrogaron la emergencia sanitaria pero con medidas flexibles para el sector privado.
PINAMAR: Con el movimiento turístico que supone el período vacacional de invierno, los municipios de Villa Gesell y General Madariaga dispusieron la apertura de nuevos espacios sanitarios para contener la aparición de pacientes con síntomas del virus de influenza A H1N1. En el primer caso, quedó en funcionamiento un pabellón externo de internación con el propósito de descomprimir la atención del Hospital Arturo Illia’ mientras que en la segunda localidad se habilitó un sector de uso exclusivo para el manejo de enfermedades respiratorias. A su vez, en Pinamar el gobierno aprobó una prórroga de la emergencia sanitaria menos rigurosa en el ámbito privado tal como se acordó en el comité de crisis local.

En el caso de Villa Gesell, el pabellón de internación fue ubicado en la Casa del Abuelo y está destinado a pacientes crónicos. Según explicaron desde la comuna se realizaron reformas durante la semana pasada que incluyeron la construcción de un nuevo baño, instalación de agua caliente, preparación de un office de enfermería y el armado de 16 camas. "Este pabellón sólo será utilizado por pacientes crónicos, no respiratorios, siendo derivados exclusivamente por los facultativos del Hospital municipal. Si bien la consulta de pacientes sospechosos mermó en un 60 por ciento con relación al primer pico de gripe A H1N1 a nivel local los sanitaristas advierten sobre el posible brote de la epidemia y recomiendan seguir adelante con las medidas de prevención", explicaron las autoridades mediante un comunicado. A su vez, el intendente comunal Jorge Rodríguez Erneta expresó que "esto es parte de las medidas de prevención en las cuales venimos trabajando desde los comienzos de la epidemia en el país. Esperemos no tener que utilizarlo pero en caso de ser necesario estamos preparados".

Una medida similar se adoptó en General Madariaga con la apertura de una sección especial en el Hospital Ana Rosa de Martínez Guerrero’. Allí se habilitó este espacio para atender consultas de personas con síntomas respiratorios como tos, resfrío, dolores musculares y fiebre y contribuir de ese modo al mejor funcionamiento de la guardia de ese nosocomio. Los consultorios tanto para niños como adultos funcionarán durante la emergencia sanitaria y atenderán de lunes a viernes de 8 a 20. El secretario de salud comunal Juan Carlos Pussetto indicó al respecto que "es una manera de atender a los pacientes en forma más rápida discriminando aquellos con patología respiratoria con el fin de evitar la aglomeración en los consultorios, evitar el contagio y para que la guardia no se vea superada en su atención".

Por su parte, el intendente pinamarense Rafael De Vito decretó una prórroga en la declaración de emergencia sanitaria hasta el sábado 24 luego de realizarse un nuevo encuentro del comité de crisis conformado en la ciudad. De esta manera, continuarán vigentes una serie de medidas preventivas aunque más flexibles que en la primera instancia fundamentalmente para favorecer a los sectores turísticos y comerciales. Mediante el decreto quedó establecido que se otorgará "flexibilización a las actividades en los sitios públicos y rubros comerciales de acuerdo a la propuesta del Comité de Crisis elevada en base a los protocolos presentados en esta comuna por comerciantes del partido de Pinamar". Se incluye a cibercafés y salas de juegos informáticos, clubes sociales y deportivos, salas de juegos y entretenimientos que deberán adoptar medidas preventivas a fin de afianzar la higiene del plantel laboral y los usuarios o clientes.

Comentá la nota