El IPV inició un histórico sorteo de 2.271 viviendas destinadas a la clase media

Un equipo de asistentes sociales de la repartición verificará la documentación de los postulantes beneficiados para determinar si reúnen las condiciones para ser adjudicatarios. El valor de la cuota varía entre los $350 y $400.
"Nos vamos a juntar en el estadio Cerrado para hacer un gran acto para entregar las 2.271 actas de tenencias, y si tenemos que invitar al Papa, lo vamos hacer". Con estas palabras el gobernador José Luis Gioja demostró su satisfacción por el desarrollo del sorteo de viviendas destinadas a la clase media que se inició ayer en la sede la Caja de Acción Social.

El Instituto de la Vivienda -IPV- debe sortear 2.271 casas construidas a través del Programa Federal II ubicadas en el Gran San Juan de un padrón de 48.314 inscriptos.

Asimismo, Gioja agradeció a las diferentes reparticiones que trabajaron para realizar el sorteo, y recordó que en la primera erradicación de villas tuvieron una demora de 10 horas para trasladar a las familias a los barrios y en la última todo el trabajo se completó en sólo 2 horas.

"Muchos sábados nos pasamos discutiendo cuál era la modalidad para garantizar justicia en el sorteo. Y hoy tenemos la seguridad de que esta modalidad se aplicará en el país", precisó el Gobernador, quien llegó hasta la sede de la Caja de Acción Social para observar el desarrollo del sorteo de viviendas.

La transparencia del sistema fue uno de los puntos que destacó el mandatario al manifestar que "se acabó el hecho de que una persona llegara con una cartita de recomendación para pedir un casa".

Por su parte, el interventor del IPV, Vicente Marrelli, informó que una vez finalizado el acto del sorteo por diferentes vías, los postulantes serán notificados con la finalidad de que presenten toda la documentación y las asistentes sociales verifiquen que los datos declarados en la repartición son verídicos.

El funcionario indicó que la ley establece motivos por los cuales se pueden realizar impugnaciones, y por tal motivo también se arma una lista de postulantes suplentes.

La norma legal vigente establece que aquellas personas que fueron adjudicatarios de una vivienda del IPV o tuvieron acceso a una asistencia del Banco Hipotecario Nacional o poseen un inmueble superior al valor de una vivienda que no esté destinado al sustento familiar, quedarán en forma inmediata excluidos. "Tenemos que recordar que el valor de las cuotas varía entre los $350 y $400. Los adjudicatarios una vez que habiten la vivienda tendrán que abonar esos importes y la mora por el pago no podrá exceder los 90 días. Una vez transcurrido este periodo de tiempo desde el IPV se iniciarán las acciones legales para revocar la adjudicación", comento Marrelli.

Desde el IPV se informó que el pago de las cuotas tiene un recupero en la actualidad de un porcentaje que varía entre el 60% y 70% de un universo de aproximadamente 30 mil adjudicatarios de viviendas. "Estamos bien y tenemos que mejorar. Hay que recordar que pasamos momentos difíciles en los cuales el pago de las cuotas alcanzó el 40%", comentó el interventor, quien además señaló que muchas familias están cancelando sus viviendas.

Por su parte la jefa de Adjudicaciones del IPV, Mirta Cocinero, que una vez que la escribana mayor de Gobierno autorice la publicación de los números, la oficina ubicada en la planta baja del Centro Cívico informará a los interesados en corroborar el resultado del sorteo.

Comentá la nota