Se inició el calendario de vacunación.

A partir de ayer personal de los hospitales y centros de salud en toda la provincia concurren a las escuelas y jardines de infantes para la aplicación correspondiente a chicos de 5 o 6 años a 11 años de edad. El calendario se compone de las vacunas Sabín que previene la poliomielitis y es oral; la triple bacteriana que protege al organismo de la difteria, tétanos y tos convulsa; la triple viral contra el sarampión, la rubéola y la paperas; la doble bacteriana contra la difteria y el tétanos y la hepatitis B.
Todos los años, al comenzar el ciclo lectivo, el departamento de Inmunizaciones perteneciente a la subsecretaría de Salud de Neuquén, comienza el calendario de vacunación con personal que recorre cada colegio y jardín de infantes para que cada niño y adolescente neuquino tenga completo el esquema de vacunación.

La aplicación corresponde a chicos de 5 o 6 años a 11 años de edad. El calendario se compone de las vacunas Sabín que previene la poliomielitis y es oral; la triple bacteriana que protege al organismo de la difteria, tétanos y tos convulsa; la triple viral contra el sarampión, la rubéola y la paperas (estas dos últimas se aplican en la parte superior del brazo); la doble bacteriana contra la difteria y el tétanos y la hepatitis B que preserva contra esta misma enfermedad.

La referente de Inmunizaciones del ministerio de Salud y Seguridad Social, Irene Wietig explicó que “la escuela se asocia con la vacunación, porque los refuerzos precisamente se realizan entre los cinco y seis años, tiempo prudencial para reforzar la inmunidad contra enfermedades infectocontagiosa”; y agregó que “desde el año 2003 se incorporó al calendario la vacuna contra la Hepatitis B que se aplica a partir de los 11 años”.

La profesional aclaró que “el Estado nacional ya envió la partida de vacunas necesarias y se encuentran disponibles en los centros sanitarios de Neuquén”. El personal de los hospitales y centros de salud concurrirán a los establecimientos educativos desde el mes de marzo para vacunar a los alumnos que corresponda. “Este tipo de estrategia es válida y muy efectiva, debido a que en pocos días se vacunan a muchos chicos”, manifestó Wietig.

Adolescentes y Jardines, también

Irene Wietig destacó además que aquellos niños que por algún motivo no recibieron las dosis en el jardín de infantes, podrán aprovechar la visita del personal de salud a la escuela o concurrir a los centros de vacunación. “Todas las vacunas del Calendario Nacional son gratuitas” indicó y reiteró que “en el caso de chicos de 11 años, les corresponde iniciar o completar el esquema contra la Hepatitis B, que consta de tres dosis”.

En cuanto a los adolescentes que tengan o cumplan hasta 17 años, también deben corroborar la aplicación de las tres dosis de anti-Hepatitis B. Esta vacuna se aplica en las escuelas primarias desde el año 2003.

Comunicó además que en el último informe elaborado por el ministerio de Salud de la Nación y debido a los casos de sarampión ocurridos en la ciudad de Buenos Aires, le solicitan a todas las provincias argentinas, que antes del 30 de junio del 2009 alcancen la meta del 95 por ciento de vacunación aplicada para los tres refuerzos (OPV, SRP y DPT), antes que los niños cumplan los siete años.

Un derecho y una obligación

Desde la cartera de Salud se recuerda a la población que las vacunas son un derecho y una obligación y no necesitan receta ni autorización. La ley provincial N° 2302 de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia establece en su artículo 12º que: “a fin de garantizar el acceso al mas alto nivel de salud, el Estado adoptara medidas, tales como implementar y garantizar la inmunización obligatoria y gratuita a fin de prevenir la morbi-mortalidad infantil”.

Salud pública de la provincia informa a las mamás, papás, familias responsables del cuidado de niñas, niños y adolescentes o tutores de menores, la obligatoriedad de cumplir con la vacunación de sus hijos y la importancia de facilitar los certificados de vacunación al personal del ministerio que se acerque a los establecimientos educativos al inicio del ciclo lectivo.

De esta forma se podrá cumplir con el calendario de vacunación y registrar en cada libreta la dosis de vacuna que se aplica a los menores.

Qué son las vacunas

Las vacunas son productos biológicos usados para el desarrollo de protección (inmunidad) mediante la introducción en el organismo de todo o parte de microorganismos vivos atenuados, muertos inactivados o sus toxinas modificadas. Las mismas actúan simulando la infección natural y provocando una respuesta inmunológica que presenta un mínimo de riesgo para la persona.

El calendario se compone de:

Ø Sabín (OPV): previene la Poliomielitis y es oral (dos gotitas).

Ø Triple Bacteriana (DTP): protege al organismo de la Difteria, Tétanos y Pertusis (Coqueluche o Tos Convulsa). Es una vacuna intramuscular y se aplica en la parte superior externa del brazo.

Ø Triple Viral (SRP): inmuniza contra el Sarampión, la Rubéola y la Parotidis (Paperas).Es una vacuna subcutánea que se aplica en la parte superior del brazo.

Ø Doble Bacteriana (DT): protege contra la Difteria y el Tétanos. Se aplica por vía intramuscular en la parte superior del brazo.

Ø Hepatitis B: protege contra la Hepatitis B. Se aplica por vía intramuscular en la parte superior del brazo.

Algunas veces las vacunas suelen presentar reacciones en el sitio de punción como dolor, enrojecimiento e inflamación; y en general pueden presentar fiebre, irritabilidad, decaimiento y disminución del apetito.

En esos casos se recomienda dar abundante líquido, controlar la fiebre si es mayor de 38 grados y se puede administrar antipiréticos. Se puede aplicar compresas frías en caso de dolor local enrojecimiento o inflamación en el lugar de la aplicación. Y en caso de que las molestias persistan consultar en el centro de salud más cercano.

Comentá la nota