Iniciativas municipales para proteger áreas naturales y especies nativas

En el marco del "Día Mundial del Ambiente", el intendente de San Isidro, doctor Gustavo Posse, presentó el pasado viernes 5 dos proyectos de ordenanza que serán enviados en estos días al Concejo Deliberante local.
Los proyectos, uno destinado a constituir un sistema de Áreas Protegidas en el municipio y el otro orientado a la conservación de la flora nativa dispersa en el ámbito de la comuna, fueron presentados por el jefe comunal en compañía del secretario de Producción, doctor Carlos Prassel y del director de Ecología y Conservación de la Biodiversidad, Juan Carlos Chevez.

El proyecto tendiente a crear el Sistema Municipal de Áreas Naturales Protegidas se fundamenta en la necesidad de contar con espacios naturales para preservar y conservar el patrimonio natural como así también cultural para las generaciones presentes y futuras, siguiendo el mandato de la Constitución Nacional en su artículo 41 y de la Constitución Provincial en su artículo 28.

En su normativa esta ordenanza establece, entre otros fundamentos, proteger muestras de la totalidad de los ambientes naturales y especies de San Isidro, como así también ecosistemas ambientales y hábitats terrestres y acuáticos que albergan diversas especies animales y vegetales.

Esas áreas protegidas contarán a la vez con infraestructura, equipamiento y recursos humanos necesarios que permitan la investigación científica de los ecosistemas y sus componentes y el desarrollo de actividades educativas ambientales.

Es proyecto establece dos categorías de áreas naturales: El Parque Natural Municipal que son los predios de dominio municipal como, por ejemplo, el Refugio Natural Educativo Ribera Norte, la barranca de la quinta Los Ombúes (donde funciona el Museo, Biblioteca y Archivo Histórico Municipal "Dr. Horacio Beccar Varela") y la barranca del Museo Municipal Brigadier General Juan Martín de Pueyrredon.

La otra categoría se denomina Paisaje Protegido Municipal y corresponde a los espacios naturales dignos de ser preservados en su condición tradicional o actual.

Por su parte, el otro proyecto de ordenanza, tendiente a la Protección del Arbolado Nativo de la comuna, se fundamenta en el objetivo de conservar el arbolado nativo y promover la forestación con especies nativas.

En la normativa se establece preservar los remanentes aislados de ejemplares que conformaban el otrora extenso bosque ribereño que aún subsisten en un alto porcentaje en parques, jardines y en las calles, siendo uno de los sellos distintivos del municipio.

Esta iniciativa tiene como objetivo también proteger el antiguo arbolado representativo de las especies originales que poblaban la zona desde tiempos inmemorables, garantizando así su continuidad en el tiempo.

También se establecerán dos categorías: Monumento Natural Municipal (aquellos ejemplares arbóreos de especies nativas dotadas de valor como semillero y las especies exóticas que tengan valor cultural por ser testigos de algún acontecimiento histórico) y Árbol Protegido Municipal (especies nativas dotadas de interés botánico y ecológico que se hallen en predios particulares para lo cual los propietarios serán notificados debidamente y tendrán asesoramiento municipal).

Se aclara que en ambos proyectos de ordenanza, la Dirección de Ecología y Conservación de la Biodiversidad, dependiente de la Secretaría de Producción y Turismo, será la autoridad de aplicación.

Comentá la nota