Iniciaron relevamiento a vecinos de la Margen Sur

Son siete los censistas que comenzaron a recorrer los distintos asentamientos del sector para completar una planilla de las familias que solicitaron acceder a préstamos del BTF con objeto de adquirir los terrenos que ocupan.
Desde el Ministerio de Desarrollo Social se informó que el relevamiento destinado a vecinos de los asentamientos de la Margen Sur finalmente comenzó el pasado miércoles, luego de la reorganización encarada por el área tras la decisión del Municipio de Río Grande de no formar parte del trabajo de campo.

El mismo está a cargo de siete censistas pertenecientes a Desarrollo Social, el Programa de Mejoramiento de Barrios (PROMEVA) y el Instituto Provincial de Vivienda (IPV).

La titular del Ministerio, Silvia Fossini, explicó que el relevamiento consiste «básicamente en completar una ficha sobre aquellos vecinos con una situación socioeconómica que no les permite acceder a los préstamos planteados en conjunto con el Banco de Tierra del Fuego para la adquisición de terrenos».

Cada uno de los relevadores cuenta con la debida identificación con nombre, apellido y lugar donde trabajan, la cual puede ser solicitada por cualquier vecino, quien puede indagar libremente sobre las razones del censo.

Se intentará determinar cómo está integrado el grupo familiar, las edades de cada uno, las condiciones de la vivienda, así como la presencia de personas discapacitadas.

«Este relevamiento había sido organizado inicialmente en conjunto con la Municipalidad de Río Grande, y a posteriori ellos plantearon que no se sumarían, de modo que tuvimos que reorganizarlo y buscar gente para empezar a hacer este relevamiento lo más rápido posible», detalló Fossini.

Por otro lado, la funcionaria anticipó que con los resultados del censo «podremos definir qué ayudas se pueden llegar a brindar para trabajar junto con los vecinos buscando alguna solución habitacional», y garantizó que «el Gobierno está trabajando en distintos proyectos que tienen que ver con buscar tierras de la provincia, espacios donde se puedan otorgar terrenos».

«Se puede llegar a armar un programa nuevo, la idea no es dilatar la situación en el tiempo sino trabajar con el Ministerio de Obras Públicas y con el PROMEVA y de Catastro de la Provincia para poder tener claro cuáles son los terrenos con los que se pueden contar para plantear la posibilidad de una solución habitacional con servicios de electricidad, gas y agua factibles de instalar a la brevedad», finalizó.

Comentá la nota