Iniciaron obras para acondicionar la presa del arroyo Ludueña

Funes.— El ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, encabezó el inicio de los trabajos para reacondicionar la presa de retención de crecidas del arroyo Ludueña, tareas que dijo "permitirán ofrecer más seguridad y protección ante la eventualidad de una crecida del arroyo".
En la cuenca del arroyo Ludueña Ciancio señaló que, en el plan de obras, que tiene un plazo de ejecución de ocho meses, "se reparará el terraplén, se desmalezarán las áreas donde haya crecido vegetación no apta para luego sembrar y mantener una nueva cobertura vegetal adecuada para la función de la presa", además de "restablecer el camino de coronamiento por compactación del suelo, riego liviano de piedra y tratamiento con emulsión asfáltica".

Además, el plan de trabajos comprende: instalación de 4.347 metros de alambrados, remoción de embancamientos, limpieza de cunetas y alcantarillas, ejecución de cabezales, relleno y perfilado, colocación de protección flexible, reacondicionamiento de rampas de acceso y remoción de ilegales.

El ministro consideró que "los problemas detectados por falta de mantenimiento no comprometen hoy la estabilidad y la función de la presa, pero es necesario ejecutar medidas correctivas para evitar que se produzcan daños estructurales de más gravedad".

El contrato para hacer el reacondicionamiento de la presa de retención de crecidas se firmó con la empresa Dicon SRL por un monto de $2.780.710.

Mala utilización. Ciancio alertó: "Hemos detectado que algunas personas inescrupulosas, usan la presa para circular con vehículos 4x4. Así, además de poner en riesgo sus vidas por la peligrosidad de transitar en un lugar que no cuenta con medidas de seguridad básicas, desgastan la protección superior de la presa, lo cual es perjudicial para la función que debe cumplir".

Obra fundamental.La presa de retención de crecidas se terminó de construir en diciembre de 1995 y es una de las obras fundamentales para controlar las crecidas del arroyo Ludueña. Consiste en un terraplén de 6,5 kilómetros de longitud que permite la descarga controlada del arroyo a través de un vertedero de 45 metros de ancho. El terraplén se proyectó con una altura máxima del orden de los 10 metros y un ancho de base de unos 40 metros.

La descarga controlada del arroyo se produce mediante un vertedero de 45 metros de ancho y 8 de altura y un descargador de fondo constituido por 7 orificios de sección circular de un metro de diámetro.

El diseño final de ingeniería de la presa de retención fue elaborado por especialistas del municipio de Rosario, con la colaboración de docentes y profesionales de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la UNR.

Ciancio recordó que el gobierno de Santa Fe "interviene en la cuenca del arroyo Ludueña con una inversión global cercana a los 50 millones de pesos a través de varios frentes de obra que tienen el objetivo de mejorar el escurrimiento de las aguas, recuperar los niveles de protección y evitar anegamientos a lo largo y a lo ancho de todo el sistema".

Muchas localidades. Cabe destacar que la cuenca del arroyo Ludueña incluye a los canales Salvat e Ibarlucea e involucra a las localidades de Rosario, Roldán, Funes, Granadero Baigorria, Capitán Bermúdez, Ibarlucea, Ricardone, Pérez, Zavalla y Pujato.

El plan de obras en la cuenca del arroyo Ludueña comprende diversos trabajos: obra de embocadura del arroyo que están con un 95 por ciento de avance; construcción de puentes y alcantarillas en los canales Ibarlucea y Salvat; canalización del arroyo en el tramo avenida Jorge Newbery-Eva Perón, limpieza de descarga, instalación de las estaciones del sistema de alerta de las cuencas de los arroyos Ludueña y Saladillo, que son estaciones telemétricas instaladas en diferentes puntos que transmiten datos en tiempo real que permiten controlar y pronosticar los posibles desbordes.

Asimismo se destacó que sobre la limpieza de los entubamientos se está evaluando la metodología a implementar para que algunos tramos que presentan diferentes niveles de sedimentación y basura superficial queden liberados. Además se estudian tres alternativas directas de derivación del canal Ibarlucea hacia el río Paraná.

Comentá la nota