Inician transferencia de fondos a municipios

Cerca de un centenar de jefes municipales de todos los partidos políticos estarán el martes con el Ejecutivo nacional. En la ocasión recibirán las primeras partidas para la realización de obras de cloacas, desagües y cordón cuneta.
Un grupo de ochenta intendentes viajará a Buenos Aires este martes acompañados por el jefe municipal de Villa María, Eduardo Accastello, para firmar las transferencias de fondos para obras públicas que en marzo pasado suscribieran en la Residencia de Olivos ante la presencia del gobernador Juan Schiaretti.

La reunión tendrá lugar en la Casa Rosada, a partir de las 18, en el marco del programa del gobierno nacional que destinará para Córdoba 5.000 millones de pesos para obras públicas de rápida realización, como ser el caso de desagües, cloacas y cordón cuneta con la finalidad de incentivar el empleo en los municipios.

Desde el kirchnerismo cordobés se anunció que la reunión de intendentes con el Ejecutivo nacional, entre los que figuran jefes municipales del peronismo, del radicalismo, del Frente Cívico y de todas las fuerzas políticas, será la primera camada, y que la semana siguiente seguirán ratificando los convenios y las transferencias de las partidas.

Aseguran que Córdoba será la segunda provincia, la primera fue Santa Fe, en recibir estas partidas, con lo que también se busca relativizar las sospechas lanzadas por el gobernador Juan Schiaretti que la Nación podría "discriminar" a Córdoba porque no alineó su lista con dirigentes que defiendan el rumbo económico del país.

En medio de un clima electoral convulsionado, el titular del bloque de intendentes de Unión por Córdoba, Osvaldo Vottero, salió ayer a denunciar "un fuerte operativo nacional de capturar a intendentes de Unión por Córdoba y de otras fuerzas políticas para firmar convenios en el transcurso de la semana".

"Como presidente del bloque de intendentes de UPC propondré al resto de los jefes municipales de tomar la decisión de fortalecer la defensa federal de Córdoba, al menos de los que suscribimos la solicitada en respaldo a la candidatura de Eduardo Mondino, para evitar entrar en este tipo de práctica", afirmó.

En este sentido anunció que planteará ante la Mesa Provincia-Municipios, entre mañana y pasado, a los pares de los demás bloques políticos "para ir todos juntos a Buenos Aires, como fuímos acompañando al gobernador en marzo cuando firmamos el convenio de los 5.000 millones para reclamar el cumplimiento de los pactos".

En contrapartida a las denuncias de Vottero, varios de los intendentes que firmaron la solicitada en respaldo a las candidaturas de Eduardo Mondino y Francisco Fortuna habían denunciado en Buenos Aires que fueron presionados a suscribir el documento por parte de dirigentes peronistas que responden al gobierno provincial.

Los intendentes son disputados tanto por los K como por el PJ "oficial" debido a que son quienes deben garantizar a los candidatos que respalden una correcta estructura de fiscalización, por lo cual son generalmente tironeados desde los gobiernos nacional y provincial que en este caso están enfrentados.

"Contaremos los votos después del 28 de junio, y allí sabremos la verdad sobre para quién trabajaron", es una frase que se escucha recurrentemente ya sea por dirigentes fieles al kirchnerismo como al schiare-ttismo.

Comentá la nota