Inician sumarios para determinar las responsabilidades en el robo al Hospital

Funcionarios provinciales brindaron una conferencia de prensa en Casa de Gobierno, para ampliar detalles acerca de los resultados del allanamiento realizado a la clínica CEMEP, dónde se hallaron elementos sustraídos del Hospital Regional Río Grande. La secretaria de Legal y Técnica, Eleonora Di Maio, confirmó que paralelamente al proceso judicial que ya tiene una persona sospechada, el Gobierno instruirá los sumarios administrativos correspondientes a fin de determinar si hay más involucrados en la maniobra delictiva.
Explicó que el allanamiento "se llevó a cabo por una orden del Juez Pablo Bramati", encontrándose en el CEMEP "elementos que habían sido fotografiados por uno de los enfermeros que trabaja en el Hospital y en ese mismo Centro Médico", situación que fue comunicada a la entonces subsecretaria de Gestión Sanitaria de la Zona Norte Cristina Aguado, quién radicó la denuncia penal.

Por su parte, la secretaria de Asuntos Jurídicos Laura Alfaro aseguró que los que resulten implicados en la causa "serán separados de sus cargos para evitar que entorpezcan la investigación", ya que "estamos hablando de elementos que pertenecen a un hospital público y que eran utilizados en un instituto privado", por lo que la funcionaria consideró que el hecho "atenta directamente contra la salud pública".

A su vez, el Subsecretario de Políticas de Salud José, Gómez Carrillo, manifestó que desde el Gobierno se buscará determinar con precisión "como estos elementos salieron del hospital", y de que manera se eludieron los controles, dado que "esta situación tendría que haber sido detectada por autoridades del Hospital".

Aclaró que "los elementos encontrados tendrían grabadas las iniciales del Hospital", entre ellos "pinzas, estetoscopios y una riñonera que es una especie de bandeja de acero inoxidable".

En tanto, el secretario de Comunicación Institucional Leonardo Gorbacz, expresó su preocupación y la de todo el Gobierno por este hecho, e informó que la Gobernadora "ha instruido a la Secretaría Legal y Técnica y al Ministerio de Salud para que hagan todo lo que esté a su alcance para investigar no sólo esta situación puntual, sino además cuáles son los mecanismos que no están funcionando, y así evitar que ni una sola curita vuelva a salir del hospital".

El funcionario señaló que "siempre una estafa al Estado duele" y más aun "en medio de las dificultades que atraviesa la Provincia y el esfuerzo que se realiza para equipar con insumos los hospitales públicos".

En este sentido, admitió que "ha habido y sigue habiendo carencias, a pesar del esfuerzo que hace el Ministerio de Salud de la Provincia y de la ayuda que nos brinda la Nación", y que entonces "descubrir que hay elementos que entran por una puerta y salen por otra duele y mucho", toda vez que "estos elementos que no están en el hospital, son elementos que le faltan después al ciudadano fueguino que depende del servicio que brinda el nosocomio".

Comentá la nota