Aún no se inician obras en puente del Babacci

El puente sigue averiado y se mantiene habilitada media calzada para el tránsito, lo que genera incomodidad y demoras.
A un mes de la tormenta que provocó el desborde del Canal Babacci, aún no se inician los trabajos de reparación del puente de la ruta 143.

La imagen del lugar no ha variado demasiado en comparación con las postales mostradas por este diario en los días subsiguientes al desborde del Canal Babacci, y aunque el caudal del mismo se haya normalizado, el puente averiado sigue representando un serio riesgo para quienes transitan diariamente por el sector, ya sean peatones, o conductores de distintos tipos de rodados.

Lo que aparenta convertirse en una nueva crónica del olvido, tiene su último capítulo escrito el 18 de diciembre del año pasado, cuando se consignaba que la ruta nacional 143, que va de San Rafael a General Alvear, se encontraba abierta al tránsito a media calzada, mientras que en el puente los vehículos livianos circulaban por media calzada en forma alternada.

Por otra parte, Vialidad Nacional informaba que el desvío para vehículos pesados se realizaba por un camino provincial, por la calle Línea Ancha hasta la curva Víctor Weinert, en la intersección de la ruta 143 y la ruta provincial 175.

Posteriormente, el 29 de diciembre, el gerente operativo de Vialidad Nacional, Héctor José Canales, resaltó que un área técnica dependiente de Vialidad comenzaba un estudio técnico para determinar la seriedad de los daños en el puente, y una vez que la evaluación técnica estuviera terminada se iban a poder armar los pliegos para el llamado a licitación de los trabajos que oportunamente se ejecutarán para la reparación del mismo.

Pero desde aquellos días a esta fecha, no ha cambiado mucho el tema. El puente Canal Babacci sólo cuenta con algunos carteles de señalización, que resultan algo insuficientes, en especial de noche, por la circulación de media calzada, con algunos montículos de ripio sobre la mitad no habilitada, que sólo pone más peso en la debilitada estructura y llega a sorprender a algún distraído conductor.

Comentá la nota