Se inician obras del nuevo hospital de Castelli

Dentro de un año y medio o a lo sumo dos años Castelli, cabecera de El Impenetrable tendrá un hospital de complejidad IV con 150 camas; 26 consultorios externos y de rehabilitación; salas de parto y neonatología, mamografía y rayos X, entre otros servicios.
Ayer cerca del medio día el gobernador Jorge Capitanich firmó en Castelli el acta de inicio de las obras en las que se invertirán más de 53 millones de pesos y se generarán más de 300 puestos de trabajo.

Capitanich explicó que se construirá en dos etapas. La primera abarcará los consultorios externos, y se espera que en un plazo de 15 a 24 meses la obra esté finalizada en su totalidad, aunque anticipó que habrá habilitaciones parciales con el fin de atender a los habitantes de la zona.

El mandatario recordó que la construcción del Hospital era un largo anhelo de los habitantes de Castelli y sus alrededores, y que por la importancia que reviste para la salud de toda la población de la zona y fue una de las principales obras programadas para ejecutar al comienzo de su gestión. Además se recuerda que forma parte de las exigencias de la Corte Suprema de Justicia de la Nación luego de que citará a los gobiernos nacional y provincial por el abandono de los aborígenes de esa zona.

¿Cómo será?

El nuevo hospital tendrá una superficie cubierta de 12.750 metros cuadrados y estará emplazado en un predio de las avenidas General Güemes y Crucero General Belgrano y Diagonal 1 de Castelli. Contará con 150 camas de internación distribuidas en clínica médica; obstetricia; pediatría; neonatología; cirugía; aislados y unidad de terapia intensiva. Contará con tres quirófanos; dos salas de parto; un quirófano obstétrico; una sala de neonatología y unidad de terapia intensiva adulta y pediátrica. En el sector de emergencias funcionará la enfermería, con áreas de observación adulta y pediátrica; un quirófano y una sala de shock.

Además se instalarán 26 consultorios externos y de rehabilitación; un banco de sangre y laboratorios; salas especiales para mamografía y rayos X; anatomía patológica; una central de esterilización; una farmacia y lavandería, entre otras dependencias sanitarias La estructura general del hospital contiene una subestación transformadora; grupos electrógenos; talleres; una sala de calderas; una central de vacío y gases.

El proyecto arquitectónico que se desarrollará en la planta baja fue concebido en dos vías, una médico-técnica y otra pública, que vinculan los distintos bloques: consultorios externos; laboratorios; áreas de diagnóstico y tratamiento, internaciones, obstetricia-neonatología; cirugía-unidad de terapia intensiva adulta y pediátrica; emergencias y anatomía patológica; además de las dependencias de administración. Vinculados a la circulación médico-técnica se encuentran los sectores de apoyo: central de esterilización, farmacia, lavandería, cocina y mantenimiento.

Transparencia

El gobernador explicó las razones de la demora que se produjo en la construcción de la obra. “Se ha propiciado un sistema de selección de ofertas a través de un concurso de oferentes, las que tuvieron una serie de observaciones que fueron giradas al Tribunal de Cuentas, y realizada la verificación podemos decir que esta obra se hará con la mayor transparencia posible”, confirmó.

Capitanich anunció que una vez concretado el traspaso del viejo hospital a las nuevas instalaciones, se trabajará en el reacondicionamiento de la construcción para transformarlo en una casa de visitas, donde los familiares de las personas internadas puedan hospedarse.

Del acto en Castelli participaron funcionarios del Poder Ejecutivo, legisladores nacionales y provinciales y Juan Alberto García, representante de la firma que tendrá la responsabilidad de ejecutar la obra.

Con el personal

Acompañado por el subsecretario de Salud de la provincia, Marcelo Slimel, Capitanich mantuvo reuniones con el personal del Hospital y para escuchar su relato acerca de los problemas que deben solucionar a diario. El gobernador se comprometió a llevar adelante medidas para que antes de la inauguración de las nuevas obras puedan cumplir con su trabajo en una situación de total normalidad.

Comentá la nota