Inician demanda para tomar posesión de tres balnearios en Playa Grande

El municipio se presentó ayer ante la Justicia para obtener una autorización que le permita tomar posesión de tres balnearios de Playa Grande.
El gobierno municipal ya inició las acciones legales para reclamar el desalojo de tres balnearios de Playa Grande cuyos titulares se resisten a abandonar las instalaciones para permitir que la comuna lleve adelante un proceso de licitación integral del complejo.

El área en lo Legal y Técnico del municipio presentó ayer la primera demanda, solicitando autorización para tomar posesión del balneario número 7. Se espera que hoy sea realizado el mismo trámite en relación a los balnearios 4A y 8, que se encuentran en la misma situación. Las acciones judiciales se iniciaron en el fuero en lo Contencioso y Administrativo de los Tribunales de Mar del Plata y se espera que en las próximas horas sea designado algún juez para que se haga cargo de cada una de estas causas. La decisión de la Municipalidad de actuar de este modo, obedece a que los concesionarios de estos tres balnearios no están de acuerdo con una propuesta que en su momento les hizo llegar la gestión de Gustavo Pulti, que pretende hacer un llamado a licitación para remodelar todo el complejo.

Meses atrás el Departamento Ejecutivo acordó con el resto de los concesionarios un mecanismo para avanzar con este proyecto. Concretamente les propuso que resignaran parte de su plazo de concesión -en rigor se trata de un período de prórroga- a cambio de otorgarles una cláusula de preferencia que podrían hacer valer en el caso de que decidan presentarse a la nueva licitación. La oferta fue aceptada por todos, menos por los titulares de los balnearios 4A, 7 y 8, que pretenden que se cumpla con el período de prórroga que, ellos aseguran, figura en los contratos. Para la comuna dicha prórroga no es válida en los términos en la que lo plantean los empresarios, ya que otorgarla o no, sería una prerrogativa del municipio.

Ante esta controversia, hace algunos meses el intendente firmó un decreto a través del cual dispuso que la comuna debía recuperar la tenencia, uso y explotación de las tres unidades turísticas fiscales en conflicto. Además ordenó que fueran iniciadas las acciones judiciales correspondientes para hacer efectiva la medida. No obstante dio instrucciones para que la presentación ante los Tribunales se efectuara después de Semana Santa, para evitar que la controversia legal afectara los servicios de playa en plena temporada.

Finalmente ayer fue presentada una primera demanda, firmada por el abogado Martín Colombo -en su condición de apoderado del municipio- y los abogados Eduardo Furundarena y Jorge Rodón, integrantes de la Dirección de Asuntos Judiciales de la Procuración Municipal. En ella los funcionarios pidieron que la Justicia autorice a a ejecutar el decreto de restitución del intendente, a la vez que se solicitó que se le dé curso a una medida cautelar accesoria, para que se le permita a la comuna tomar posesión inmediata de los balnearios hasta tanto sea resuelta la cuestión de fondo.

Una vez que sea designado un juez, este deberá resolver en primer lugar este último punto y si lo hace de manera favorable, el municipio estaría en condiciones de ingresar a los edificios en las próximas horas.

Fuentes de la comuna le indicaron ayer a LA CAPITAL que al margen del trámite judicial, la gestión de Gustavo Pulti continúa abierta a iniciar un diálogo con los empresarios, siempre y cuándo estos acepten firmar el acuerdo que rubricaron los otros concesionarios de Playa Grande. Si lo hicieran podrían continuar explotando sus balnearios hasta que sea resuelta la nueva licitación del complejo, cuyos pliegos, aún no se dieron a publicidad.

Comentá la nota