Inhibición del juez Alvarez

(General Acha) - La causa correccional pasó a manos del juez sustituto en lo Civil, Marcelo Rebuffi, aunque todavía no se sabe si se avocará o no a la realización del nuevo juicio. Si decide inhibirse deberá designarse un juez ad-hoc.
El nuevo juicio por los casos de triquinosis en 25 de Mayo aún no tiene juez, debido a que el primer subrogante del magistrado del Juzgado de Instrucción y Correccional 2 de Acha, Manuel Alberto Alvarez se inhibió de hacerlo. Al respecto, adujo que no podía intervenir porque ya lo había hecho durante la instrucción, es decir, en la etapa de investigación que desembocó en el procesamiento del carnicero y los dueños del supermercado que vendieron los chacinados con triquinosis.

Fuentes confiables también informaron a esta corresponsalía que la causa correccional pasó ahora a manos del segundo subrogante del juez del Penal 2, Marcelo Rebuffi -a cargo del Juzgado en lo Civil- quien todavía no se expidió si aceptará realizar el juicio o no.

El juez sustituto Rebuffi intervino en la causa civil que se desprendió de este hecho, de modo que es probable que también se inhiba. Si eso finalmente sucede, se deberá designar un juez ad-hoc que surgirá del sorteo que tendrá que hacerse con los profesionales de esta localidad que integran el listado aprobado por el Superior Tribunal de Justicia.

Más allá de que por disposición del Tribunal de Impugnación Penal de Santa Rosa el juicio deberá hacerse nuevamente, los únicos que deberán sentarse en el banquillo de acusados son los dueños del supermercado de 25 de Mayo. El carnicero, por su parte, fue absuelto ya que la fiscal subrogante de ese entonces, Beatriz Rodríguez, no consideró que haya participado en la elaboración y comercialización de los chacinados.

Nuevo juicio.

Cabe recordar que el juez en lo Correccional 2 de esta ciudad, Alvaro Reyes, absolvió a los imputados Néstor Raúl Chambón y a su esposa Norma Celia Kovac, dueños del supermercado que vendió los chacinados con triquinosis. Lo hizo por el beneficio de la duda, basándose en el "In dubio pro reo" -artículo 4 del Código Procesal Penal. Sin embargo, la sentencia fue apelada por el abogado Alejandro Odasso -uno de los querellantes de los damnificados- y el Tribunal de Impugnación Penal de Santa Rosa no sólo dio vuelta el fallo de primera instancia, sino que pidió que el juicio se hiciera de nuevo.

El debate.

El juicio oral y público que comenzó el 20 de mayo se realizó con el objeto de determinar responsabilidades por el brote de triquinosis que hace seis años afectó a 80 personas en 25 de Mayo, y originó puebladas de protesta y la clausura del supermercado responsable.

Fueron acusados de lesiones culposas en concurso ideal el dueño del supermercado "Luciana" de 25 de Mayo, Néstor Raúl Chambón, su esposa Norma Celia Kovac y el empleado del comercio Mario Alberto Rojas. Este último no recibió acusación alguna por parte de Beatriz Rodríguez, quien se desempeñó como subrogante del Ministerio Público.

Casos.

Los hechos comenzaron a investigarse en los últimos días de abril y primeros del mes de mayo de 2002, cuando una significativa cantidad de personas debieron asistirse en el hospital "Dr. Jorge A. Ahuad" de 25 de Mayo, presuntamente afectados de triquinosis.

El supermercado fue oportunamente clausurado por 30 días por orden del entonces intendente, Jorge Feliú. La pueblada movilizó a un centenar de vecinos en protesta por la manera en que las autoridades municipales manejaron la aparición del brote de triquinosis. La clausura se fundamentó en el presunto incumplimiento del artículo 83 de la ordenanza fiscal. La norma prevé la obligatoriedad que todo cerdo que se faene para consumo humano debe ser sometido al análisis triquinoscópico.

Comentá la nota