Inhabilitan a un candidato que podía perjudicar a De Narváez

La Cámara Electoral dejó afuera de los comicios a Fernando Narváez, que, por confusión, amenazaba con quitarle votos al líder de Unión PRO. El mismo tribunal también podría voltear la candidatura de Patti, otro rival directo del empresario.
La Justicia le sacó un gran problema de encima a quien las encuestas ubican como el principal rival del ex presidente Néstor Kirchner en la próxima elección legislativa del domingo 28, el diputado Francisco De Narváez. La Cámara Nacional Electoral dejó definitivamente fuera de la contienda al misterioso Fernando Narváez, el candidato que portaba el mismo apellido que el peronista disidente.

La postulación del llamado "Narváez trucho" --otra maniobra de la "campaña sucia" que en el entorno de De Narváez atribuyeron al kirchnerismo-- ya había sido indirectamente rechazada por el juez federal electoral platense Manuel Blanco, cuando su partido, el PASIB, lo había retirado de su lista de candidatos, en la que él iba a la cabeza. Ahora, la Cámara, el mismo tribunal que avaló las llamadas candidaturas "testimoniales" del kirchnerismo, ratificó esa postura y dio por válida la decisión del partido.

Fernando Narváez amenazaba con quitarle uno de cada seis votos al verdadero De Narváez. El dato surgió de una simulación de la elección realizada por el equipo de campaña del empresario. Y no era precisamente por la popularidad del ignoto Fernando Narváez sino por la confusión que su nombre generaba en los votantes de esa simulación. Es decir, muchos de ellos querían votar por Francisco De Narváez pero agarraban la boleta de Fernando Narváez.

Lo que sucedió en el ensayo realizado por la gente de De Narváez podía llegar a replicarse en la elección del domingo 28. Y en el recuento total, la confusión del electorado le podría haber implicado una pérdida porcentual de cinco puntos a De Narváez. El 15% confundió al "trucho" con el verdadero. Demasiados votos para arriesgar en la apretada batalla electoral con el kirchnerismo y el poderoso aparato del PJ bonaerense.

El falso Narváez hizo en los últimos días una presentación escrita ante la Cámara Electoral en la que ratificó su intención de postularse. Pero el manuscrito --efectivamente de puño y letra-- abrió más dudas que certezas. "Es muy precario, no llega ni a una página, un preso que pide su libertad lo hubiera escrito mejor", le dijo a Clarín una fuente del tribunal.

La Cámara Electoral podría darle otra buena noticia a De Narváez en las próximas horas. Podría llegar a inhabilitar la candidatura del ex subcomisario Luis Abelardo Patti, detenido y con prisión preventiva ya que está procesado por delitos de lesa humanidad. Patti compite por un electorado similar al de De Narváez y amenaza con restarle entre dos y cinco puntos, aunque su intención de voto habría declinado en los últimos días.

La postulación de Patti había sido impugnada por familiares de víctimas de la dictadura patrocinadas por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y por la diputada kirchnerista Diana Conti, pero el juez Blanco la avaló al afirmar que la ley sólo impide a los condenados ser diputados pero nada dice de los procesados. Esta última es la situación del ex policía.

El tribunal, que ya falló a favor de Patti cuando no pudo asumir su banca tras ser electo en 2005 (la Cámara de Diputados le había rechazado el diploma y volvió a hacerlo cuando la Justicia le dio la razón al ex intendente de Escobar), discutía todavía anoche la postura que tomará esta vez. La diferencia es que ahora Patti está preso y procesado por orden de un juez.

Paradojas de la campaña. La misma Justicia que hace diez días amenazó con complicar a De Narváez en el tramo final de la campaña (el cuestionado juez Federico Faggionatto Márquez lo imputó por narcotráfico en la causa por la efedrina) ahora le dio una buena noticia y podría darle otra más.

Comentá la nota