Los ingresos cayeron en 174 millones de pesos

Las cifras son concluyentes: este año el agro juninense percibió 174 millones de pesos menos en comparación al promedio de las últimas tres campañas, una cifra que significa una menor cantidad de dinero en la calle y una retracción en la actividad económica local, según afirma un documento elaborado por el Grupo Pampa Sur.
En un informe que compara los ingresos obtenidos por los tres cultivos más importantes de la zona (soja, trigo y maíz) desde el campo advierten sobre el perjuicio ocasionado por la sequía histórica y por las medidas gubernamentales que afectaron al sector.

Según los productores, "la caída de en la producción fue del 51% comparado con el promedio de las tres campañas anteriores a la 2008/09, se pasó de 504.339 toneladas a sólo 246.048 toneladas y esto implica que entre todos los productores de Junín tienen 174 millones de pesos menos para gastar".

La Verdad dialogó al respecto con Pablo Melcón, uno de los integrantes del Grupo Pampa Sur que nuclea a referentes del aparato productivo de distintos puntos del país. Según indicó "nosotros ya habíamos visto esta situación el año pasado cuando empezamos con la protesta del campo pero no nos imaginábamos que las cosas empeoraran a este nivel; percibíamos el impacto de las medidas del Gobierno pero no pensamos que tendríamos un impacto climático tan grande; estas dos cosas se juntaron y el efecto es muy importante".

"Como somos el primer eslabón de la cadena somos los que primero sentimos estos golpes y tratamos de comunicarlo ya que todo el país es una gran máquina, el campo es uno de los engranajes y cuando uno va más despacio todos van a ir más despacio porque estamos relacionados", puntualizó el productor juninense y agregó que el freno "ahora se está empezando a sentir en otros sectores, se empieza a hablar que hay una cadena de pagos muy resentida y creemos que la situación va a empeorar más todavía".

Respecto al escenario de las próximas campañas, Melcón manifestó que "con medidas sencillas se puede reactivar la actividad, la más sencilla es eliminar las retenciones porque cualquier eslabón productivo va a utilizar mejor esa plata de como se está usando ahora, pero si no hay plata en el circuito vamos a seguir cada vez más lento".

Otro de los reclamos del sector agropecuario es que a pesar de la magra cosecha los productores del partido de Junín aportarán al Gobierno Nacional este año en concepto de retenciones 64 millones de pesos, equivalentes al 46 % de sus ingresos netos, frente al millón y medio que el Gobierno nacional prometió como "coparticipación solidaria".

"El impacto de la baja cosecha y la fuerte caída en los ingresos de los productores ya se ha comenzado a sentir, pero queremos advertir que se va a expresar con más fuerza en los próximos meses. Este impacto no queda circunscripto sólo a los sectores vinculados a la actividad agropecuaria, sino que ya está golpeando a distintos estamentos de nuestra sociedad. El partido de Junín lejos está del ‘efecto jazz’; diagnosticar correctamente y a tiempo los problemas va a hacer que tengamos media solución en nuestras manos", concluye el documento de Pampa Sur.

Comentá la nota