Ingresos Brutos: por las quejas, Scioli decidió depurar el padrón

Lo anunció el nuevo jefe de ARBA, tras las fuertes críticas de los contribuyentes.
El padrón de contribuyentes incluidos en el polémico esquema de retenciones por adelanto de Ingresos Brutos será revisado y depurado. Lo mismo se hará con el sistema que prevé descuento anticipado por el mismo impuesto a través del cobro de cheque por ventanilla.

La adaptación de estos mecanismos de recaudación del fisco bonaerense fueron abordados ayer por el nuevo director Ejecutivo de ARBA, Rafael Perelmiter, hasta el martes a cargo del ministerio de Economía, y representantes de la banca.

Perelmiter pondrá el foco en las excepciones: quienes tienen CUIT, los inscriptos en ARBA, las cuentas sueldos, jubilados, instituciones sociales sin fines de lucro, importes provenientes de la venta de una casa, indemnización por despido, entre otros atenuantes.

En el caso de la retención por ventanilla, se estudia la posibilidad de "alivianar" la tarea del empleado cajero que realiza un trabajo manual y que por esta nueva actividad debería desarrollar una actividad casi informática para verificar en qué condiciones está la persona que tramita la operación.

Las retenciones generaron mucho malestar en contribuyentes que están debidamente eximidos. Lo mismo en quienes no realizan actividad alguna en territorio bonaerense e igual sufrieron la retención.

Hace dos meses, el ex director, Santiago Montoya, anticipó que el nuevo mecanismo se aplicaría a partir de mayo. Desde febrero de 2002, la provincia de Buenos Aires cobra un adelanto de Ingresos Brutos en las transferencias bancarias (movimientos en cuentas corrientes y cajas de ahorro) a todos los comercios, industrias y profesionales empadronados en el sistema.

Los bancos son agentes de retención del 0,7% de ese gravamen que pagan casi 700 mil contribuyentes. Las alícuotas varían de acuerdo con la actividad. Se paga un mínimo del 1,5% sobre el total de la facturación hasta un 4,5%, que corresponde a las grandes cadenas de hipermercados y empresas que declaran liquidaciones por más de 3 millones de pesos anuales, según una reforma impositiva aprobada en julio de 2008.

ARBA había recibido reclamos de entidades profesionales (contadores) por retenciones a personas físicas que estaban exentas de este impuesto, como empleados en relación de dependencia y algunas actividades que no tienen que pagar Ingresos Brutos.

Por eso, Perelmiter quiere "limpiar el padrón" de los bancos para evitar estas irregularidades. Es que la tramitación de la devolución de una retención mal liquidada es engorrosa e insume demasiado tiempo.

El nuevo funcionario explicó a Clarín que "con la misma atención perseguiremos la evasión". La provincia tiene previsto recaudar 21.979 millones de pesos por ingresos tributarios propios, según el presupuesto 2009.

Pero la crisis condiciona estas previsiones. De acuerdo con el informe del organismo recaudador, realizado para la presentación del Plan Anticrisis, el 27 de marzo pasado, por la crisis mundial y la retracción de la economía, se obtendrían entre 20 mil y 20.405 millones.

Con esta perspectiva, de las cuentas previas se evaporan 2.000 millones de pesos para y se complicó el cierre fiscal del año.

Comentá la nota