El ingreso de Pezzati generó la primera disputa

El ingreso de Pezzati generó la primera disputa
El bloque radical denunció la existencia de una "incompatibilidad de funciones" que le impediría ejercer el cargo de concejal mientras siga desempeñándose como presidente del consorcio de administración del puerto local.
El ingreso al Concejo Deliberante de quien era el primer candidato de la lista de Acción Marplatense, Eduardo Pezzati, dio pie a una controversia jurídica -no despojada de un fuerte tinte político- durante la sesión de ayer, debido a que el bloque radical denunció la existencia de una "incompatibilidad de funciones" que le impediría ejercer el cargo de concejal mientras siga desempeñándose como presidente del consorcio de administración del puerto local. Si bien el oficialismo desestimó esta objeción respaldándose en un informe de la Auditoría General del Gobierno de la Provincia que admite que Pezzati realice ambas tareas siempre y cuando no haya "incompatibilidad horaria" y renuncie a uno de sus sueldos, el radicalismo presentó su propia interpretación sobre este caso y prometió que sostendrá su posición, recurriendo inclusive a la Justicia.

La discusión se planteó ayer cuando la Comisión de Poderes del Concejo se reunió para analizar si los 12 concejales electos que estaban a punto de asumir se encontraban en condiciones de ocupar sus bancas.

Allí los concejales Carlos Katz, Fernando Rizzi y Leticia González (del Acuerdo Cívico y Social) manifestaron estar en desacuerdo con que se admitiera el ingreso de Pezzati al Concejo, por considerar que existía una "incompatibilidad de funciones" ya que el concejal electo se desempeña como presidente del consorcio del puerto local, cargo al que le reclamaron renunciar. Este planteo fue rechazado por el bloque de Acción Marplatense frente a lo cual, Pezzati igualmente pudo ocupar su banca.

Más tarde el bloque de la UCR convocó a una conferencia de prensa donde dio más detalles sobre su interpretación de este caso. Katz comparó a la situación de Pezzati con la que años atrás enfrentó el justicialista Mario Dell'Olio, quien al momento de asumir como concejal también se desempeñaba al frente del consorcio del puerto. Y, en ese sentido, la UCR exhibió un dictamen del Tribunal de Cuentas de la Provincia, en el que se estableció que Dell'Olio no podía cumplir ambas funciones al mismo tiempo. La concejal Vilma Baragiola se ocupó de leer un párrafo del texto, en el que se señala que el consorcio del puerto se ocupa de defender los intereses de la provincia, por lo quien esté a su cargo y también sea concejal "eventualmente podría encontrarse en contraposición con el mandato otorgado por los votantes del Partido de legislar en función de los intereses locales".

Además ayer los radicales consideraron que el gesto de Pezzati de renunciar al cobro de su dieta como concejal no sería suficiente para resolver la cuestión y subrayaron que el contador municipal, respaldándose en la Ley Orgánica de las Municipalidades, rechazó la posibilidad de que algún edil desista de percibir de manera íntegra su dieta.

Por su parte el concejal Rizzi consideró que en el caso de Pezzati también existiría otro inconveniente ya que "materialmente no tiene tiempo para desempeñarse en dos funciones públicas" como las que ocupa.

El oficialismo evitó ayer darle demasiada relevancia al tema, aunque se ocupó de hacer público un dictamen de la Asesoría General de Gobierno de la Provincia emitido el miércoles pasado, referido específicamente a la situación de Pezzati. Allí, el titular del organismo, Saúl Julián Arcuri, señaló que "de manera reiterada" la dependencia sostuvo que "podrá admitirse el desempeño simultáneo de dos cargos en la medida que el interesado resigne la percepción de las remuneraciones correspondientes a uno de ellos", cosa que Pezzati hizo al renunciar a su dieta como concejal. Asimismo la Asesoría consideró que tampoco habría incompatibilidad mientras el ejercicio de ambas tareas "no implique incompatibilidad horaria". Lo cierto fue que demostrando su decisión de objetar la presencia de Pezzati en el Concejo, la UCR impugnó ayer su voto cuando se eligió al presidente del cuerpo y aseguró que lo seguirá haciendo hasta tanto la cuestión sea resuelta. Además los radicales afirmaron estar dispuestos a presentar el tema ante la Justicia, lo que -si efectivamente sucede- podría dar lugar a la intervención de la Suprema Corte que tendría que evaluar cuál de las dos interpretaciones en pugna tiene validez.

Comentá la nota