Ingresó en la cooperativa de Las Breñas el primer algodón 2009

LAS BREÑAS (Agencia) --En la mañana de ayer ingresó en la desmotadora de la Cooperativa Agropecuaria Las Breñas Limitada la primera carga de algodón de la campaña 2008-2009, consistente en 1.500 kilogramos del textil de la variedad Guazuncho INTA, entregada por Eleuterio Montenegro.
El algodón fue sembrado en noviembre de 2008 en su chacra de la colonia General Necochea, paraje El Cuero Quemado.

Recibido por el responsable de la desmotadora de la cooperativa agropecuaria breñense Emilio Wlozovitz, éste informó a NORTE que se trata de un algodón desarrollado en plena sequía, la que forzó el reventar de capullos con una calidad que una vez desmotada se estima resultará del grado D. El año pasado los primeros 3.300 kilogramos de algodón en bruto de la campaña 2007-2008 fueron entregados por Hugo Doroñuk y cosechados manualmente en una chacra de Pampa La Porteña, también de la variedad Guazuncho INTA.

El ejercicio septuagésimo octavo --cuya memoria y balance se aprobó durante la asamblea general ordinaria del 30 de enero pasado--, en lo que concierne al acopio y desmote de algodón, arrojó los siguientes resultados: se desmotaron 1.776 toneladas de algodón que dieron 3.055 fardos, cuya calidad promedio de fibra fue de C 1/2 y de los cuales se vendieron 3.008 fardos y quedó un remanente de 47. Respecto de la semilla, de un total de 888 toneladas se comercializaron 856 para industrializar y casi 32 toneladas selectas destinadas a siembra.

Estos resultados demuestran claramente la caída del cultivo del algodonero, lo que se traduce en menor cantidad de simiente, menor área de siembra, en consecuencia menor acopio y desmote, a lo que se le debe agregar los bajos precios del mercado, acentuándose cada día la falta de interés de las hilanderías por nuestra fibra. Como si el panorama no fuera lo bastante oscuro, se sumó ahora el picudo del algodón, instalado en la zona y que exigirá más insumos, ya que se requieren fumigaciones para contener a la plaga.

Comentá la nota