Ingresan a Brasil vinos, ajos y fruta de Mendoza y se alivia la tensión

A pesar del impacto negativo que causó la medida del gobierno de Brasil de derogar la emisión automática de licencias de importación para miles de productos argentinos, de los cuales muchos son trascendentales para la economía de Mendoza, algunos como el vino, aceitunas, aceites, ajo y fruta fresca podrán ser vendidos en el país vecino en el corto plazo.
Lo cierto es que la sorpresiva medida que pronostica el cierre del mercado brasileño a la importación de productos argentinos y que imponía como obstáculo regirse por los 60 días de tiempo establecido por la Organización Mundial del Comercio (OMC)"no está aún publicada en ningún sitio del Gobierno brasileño", según señala el subsecretario de Promoción Industrial de nuestra provincia, Javier Espina, quien también dijo que "esta medida afecta a 4.000 productos argentinos".

El Gobierno brasileño trabó la entrada a los productos argentinos de origen pecuario, agrícola y agroindustrial, en represalia a las tomadas por el Ejecutivo argentino desde principio de año y que hicieron foco en impedir los productos industriales provenientes de Brasil, pero sobre todo el calzado.

En su opinión, esta decisión del Gobierno vecino se podría calificar de "una intempestiva medida sin orden, ya que la lista de productos no ha sido difundida y no se conoce aún con exactitud. Esto es, en definitiva, para que la Argentina se siente a negociar de una vez (con Brasil)", en alusión a las trabas impuestas por nuestro país.

En consecuencia, las autoridades mendocinas y los productores ligados a estos sectores estarán viviendo días de intensa incertidumbre hasta que ocurra la reunión cumbre de los presidentes Lula y Fernández, del 18 de noviembre.

Sin embargo, aún así, los productores de vino, aceitunas, ajo y fruta fresca de Mendoza han visto que desde el jueves de la semana pasada las licencias de importación empezaron a ser renovadas para algunas empresas.

Espina confirmó, por otro lado, que "desde el miércoles pasado la fruta fresca, sin industrializar, puede ser vendida en Brasil sin ningún problema, mientras se desarrolla este período de negociación", según calificó este momento.

El funcionario fue elocuente al señalar que "la verdad es que pensábamos que no habrían licencias para nadie... por lo que esto es bastante auspicioso" aunque también dijo que hay incertidumbre por la comercialización de la ciruela desecada.

"El nivel de angustia lo hemos bajado porque muchos productos han podido pasar", dijo Marcos Abihaggle quien advirtió que de igual modo es "a cuenta gotas y a demanda. Esto muestra la discrecionalidad de la medida porque mucho ha dependido del tipo de empresa y de la presión que han ejercido los importadores".

"No es que se han levantado las barreras totalmente porque a algunas bodegas les han renovado las licencias en un 50%, otras en un 80%. De estar totalmente frenada (la semana pasada) la exportación ahora continúa bien", señaló Juan Carlos Pina, gerente de Bodegas de Argentina.

Desde el sector olivícola, Juan Carlos García Zuloaga declaró que los productores que tenían camiones en la frontera ya han podido pasar sus cargas de aceitunas en conserva.

El presidente de la Asociación de Productores Empacadores y Exportadores de Ajo y Cebollas de Mendoza (Asocam), Mario Lucoski, aclaró que "algunas licencias están saliendo, las que solicitaron hace un mes, por lo que siguen cruzando las cargas".

Mientras, según los ajeros mendocinos, ellos ya vienen sufriendo la merma del 40% de su producción entre 2008 y 2009, por lo que la pérdida de este mercado sería grave porque representa el 60% de sus exportaciones, algo así como 5,5 millones de cajas de ajo.

Comentá la nota