Ingeniero Juárez: Aborígenes denuncian la retención de más de dos mil documentos por parte del intendente municipal

Un nuevo capítulo se está escribiendo en la conflictiva situación que desde principios de año vive la localidad de Ingeniero Juárez. Como si fuera poco lo ocurrido en el Concejo Deliberante local cuando permaneció cerrado por una discusión interna entre el intendente Cristino Vidal Mendoza y quien reclamara la presidencia de la institución, el concejal Hugo Vega, lo que terminó de resolverse mediante intervención judicial, ahora otro tema puso al tapete a miembros del Partido Justicialista que desnuda una realidad que, según los habitantes de la ciudad, no es novedad.
Desde este viernes, integrantes de las distintas comunidades aborígenes de Ingeniero Juárez denunciaron la sustracción sistemática de documentos nacionales de identidad por parte de "gente del intendente Mendoza", según expresan los propios originarios.

Ercilia Agüero, quien es congresal del Partido Justicialista e integrante de la Comisión que reclama la devolución de los documentos, lleva la voz cantante de la protesta que amenaza con llegar a la Casa Rosada misma.

Según Agüero, esta historia comenzó hace poco más de dos semanas cuando "Víctor Fernández (ex diputado provincial y ex intendente de la ciudad) empezó a repartir frazadas a los hermanos de las comunidades; pero sin pedir documentos a cambio.

Después de eso, vino el intendente Cristino, también trajo frazadas y como muchos de nuestros hermanos no pudieron recibir las que repartía Víctor Fernández, le pidieron al intendente".

Pero en ese momento los aborígenes comenzaron a vivir una situación que ante cada elección provincial o nacional deben sortear: "para darle las frazadas, les pidieron el documento y les dijeron que se reúnan en el campo de deportes el sábado que viene para que después vayan a votar".

Este accionar, según los aborígenes, concluye en que prácticamente se los "encierra" en el playón deportivo desde el día anterior al acto, donde se les da de comer por la noche y a primera hora se los acompaña hasta la escuela donde deben votar y se les devuelve el Documento Nacional de Identidad con el voto para que no cambien en el camino. "Desde la cancha de deportes hasta las escuelas nos acompañan los punteros de cada lista", agrega Agüero.

Las dificultades para poder denunciar

Los miembros de la Asamblea, que está compuesta por integrantes de varios barrios que están dentro del ejido municipal y de los parajes aledaños, aseguraron que durante la entrega de las frazadas y las bolsitas de mercadería a cambio de los DNI, el intendente no se movió sólo por las comunidades, sino que lo hizo en compañía de "hermanos nuestros que ofician de punteros dentro de los barrios o de las comunidades, que son los que nos traicionan entregándonos de esta forma tan fea".

Con respecto a las acciones que tomaron los miembros de la Asamblea al tomar conocimiento de los hechos fue "intentar hacer una denuncia por primera vez porque antes no nos animábamos y nunca dejamos que nadie nos guíe porque nos sabemos valer solos.

Primero la policía no quería tomarnos la denuncia porque nos dijeron que para que podamos denunciar al intendente debíamos devolver las frazadas que él nos dio", relata Elciria Agüero.

Quien efectivizó la denuncia fue Sergio Torres, también integrante de la Asamblea, que narró que pudieron hacer la denuncia "porque el diputado Hilario Martínez se hizo presente y después de hablar con el encargado de la policía recién decidieron tomarnos la denuncia".

Torres asegura: "Nosotros tenemos una lista con cada uno de los nombres de los aborígenes a los que les sacaron los documentos. Para que se tenga una idea, hay que saber que sólo en este barrio (Belgrano, una comunidad aborigen) tenemos registrados la falta de casi doscientos documentos. Imagínese si hay que multiplicarlos por todos los barrios que hay en el pueblo".

Cortarán rutas y no dejarán votar a 2.000 aborígenes

Más allá de haber podido dar el primer paso con una denuncia formal, los aborígenes no están tranquilos: "No confiamos en la policía porque responde al intendente y creemos que esto se va a tapar acá, no lo van a hacer conocer a los de la capital porque es una vergüenza", sostiene otro miembro de la Asamblea.

Después de una Asamblea popular llevada a cabo ayer a media tarde, Agüero aseguró que decidieron "cortar la ruta desde este lunes al mediodía por tiempo indeterminado, presentar un petitorio formal a todas las autoridades posibles y en caso que no nos devuelvan los documentos en forma urgente, vamos a cerrar los barrios aborígenes de todas las etnias y las comunidades del interior de Juárez para que nadie entre ni salga a votar".

"No queríamos llegar a estas medidas pero estamos cansados de tanto manoseo y abuso por parte de los que están en la municipalidad", sostiene Torres.

"Estamos hartos que nos subestimen y nos traten como perros porque se abusan de nuestras necesidades. Esto no es lo que pregona nuestro Gobernador y nosotros queremos que sepa él, porque esta gente lo deja muy mal parado", concluyó otro miembro de la Asamblea.

De concretarse esta medida "el más perjudicado va a ser el Gobierno provincial porque le quitará al Gobernador más de dos mil votos que le pertenecen porque muchos son dirigentes peronistas pero están cansados del maltrato del intendente", aseguró un importante operador político local que tuvo intervención directa en la mediación de los cortes de ruta que durante el mes pasado se llevó a cabo en Las Lomitas e Ingeniero Juárez.

Comentá la nota