El ingeniero que hizo el proyecto es el que detectó el "error"

Los pluviales de la calle Chile son un dolor de cabeza para la actual administración de Francisco Torroba. La obra tuvo un ‘pecado original’ que arrastró a su desfinanciamiento y la lentitud del avance de la empresa Ilka. Pero ahora la comisión investigadora, con el expediente, pretender buscar los responsables de las irregularidades que perjudicaron a la Municipalidad santarroseña.
En esa investigación, el concejal Marcos Cuelle y sus colaboradores advirtieron que el mismo profesional que elaboró el proyecto ejecutivo de la obra, el ingeniero civil Alfredo Reale es quien a las pocas semanas de iniciada la obra detecta el grave ‘error’ del pliego, la falta de inclusión de la excavación y el relleno de los caños troncales de las calles Chile y Ameghino.

Además un dictamen del asesor legal Marcos Paz, en el período de la intervención de Gustavo Fernández Mendía, advirtió que la oferta de Ilka resulta la más cara (llamativa y marcadamente más cara) en el item mal incluido en el proyecto ejecutivo, mientras que los otros item resultaron cotizados en menos relación a las otras ofertas.

Reale es socio del ingeniero Carlos Opezzo, el ingeniero que realizó el proyecto ejecutivo del Acueducto del Río Colorado e integró la Comisión Tecnica de ese acueducto, la COTARC.

Relae, primero realizó el proyecto ejecutivo para la administración de Néstor Alcala. Después que se licitó y se adjudicó a la empresa Ilka Construcciones (también subcontratada en le acueducto y una de las socias de la UTE de las cloacas de Intendente Alvear). Y después fue contratado por Alcala para realizar la asesoría de la obra, secundando la dirección de Obra (puesto por la empresa Ilka) y la inspección de obra, que representa al Departamento Ejecutivo.

El 21 de abril de 2008, el ingeniero Reale le envía una nota a la directora de Hidraúlica Cristina Hanya en la que advierte "el error por omisión encontrado en el presupuesto que acompañó el pliego de licitación utilizado en la contratación de la obra de referencia. Tal hecho fue detectado cuando con la inspección de Obra se procedió a elaborar las planillas de medición y certificación que dan origen al certificado Nº 1".

Allí Reale detalle que en el proyecto de las obras pluviales del segundo tramo, pueden leerse los volúmenes de excavación y relleno calculadosen los distintos ductos de la obra. En los de excavación se detallan : 11.758 metros cúbicos (m3) para el de la calle Chile; 4931 m3. para el ramal de la calle Ameghino; 422 m3 para el de la calle Colombia y 521,04 m3 para el de la calle Bolvia, pero se realiza la suma total de 5.874 m3, omitiéndose el ramal de la calle Chile.

En el caso de los rellenos ocurre lo mismo: los volúmenes indicados son 6.782,17 m3 (Chile); 3,211,91 m3. (Ameghino); 285,45 m3. (Colombia) y 366,96 m3 (Bolivia), pero a la hora de sumar el total, los 3.864,33 m3. no se consigna el primer volumen, el de 6.782 metros cúbicos de la calle Chile.

Todo este cálculo determinó una presupuesto de 4.136.324,80 pesos por el que se licitó la obra. Ilka resultó adjudicataria de la obra al ofertar 5.415.676,09 pesos.

En esa misma nota, Reale detalle que una vez corregido (es decir que se agregue el voumen de excavación y de relleno omitido) el presupuesto del contratista los 5.451.676,09 pesos se transforman en 6.488.571,79 pesos. Es decir 1.036.895,70 pesos en más.

Reale concluye: "Para poder afrontar la omisión mencionada y lograr completar la obra conforme lo originalmente previsto, será necesario destinar a la obra una partida adicional del orden del valor indicado".

De acuerdo a la ley Nº 38 (de Obras Públicas de la provincia) se establece, en el artículo 65º la posible ejecución de trabajos imprevistos siempre que el monto no supere el 20% del importe total del contrato. El excedente del nuevo cálculo es 19,02%.

En este punto Reale ofrece una variante, esta vez en favor de la comuna: señala que no se pueden ampliar o reducir un item en más del 20%. Pero como las omisiones eran tan groseras, en un caso 12.905 metros cúbicos de excavación (198,78% más que lo presupuestado) y en otro 7.460 metros cúbicos de relleno (175,49% más que lo preivsto), el contratista y la adminstración deben ponerse de acuerdo en un nuevo precio según prevé el artículo 66 de la ley Nº 38.

Precisamente Reale al analizar la cotización del metro cúbico de excavación por parte de Ilka dice que "parecería que el valor de excavación de 52,90 % por metro cúbico es una suma algo elevada". Agrega que "el chequeo del análisis de opreciuo cotizado con relación al equipamiento utilizado en la obra y los avances ocurridos hasta el presente como también la comparación con los precios unitarios de las otras empresas que se presentaron a licitación, parece indiar que el valor más justo están en el orden de los 32 $ por metro cúbico". Señala que el precio unitario de 47,27 pesos por metro cúbico de rellano "no es objetable".

Estas cotizaciones determinan una valuación de 766.554,20 pesos para la suma de las excavaciones (413.920 pesos) y rellenos (352.634,20 pesos).

La comisión investigadora la integran además de Cuelle, los concejales Gastón Massari Copes (FrePam) y Eduardo Molteni (PJ).

Comentá la nota