El Infuetur preadjudicó la hostería Petrel al empresario “kirchnerista” Lázaro Baez

La presidenta del Instituto Fueguino de Turismo, Silvia Boutellier, confirmó que el ente preadjudicó a la empresa Hostería Petrel SA la hostería del mismo nombre que se encuentra en lago Escondido.
Boutellier informó que "después del trabajo de la segunda comisión de preadjudicación se preadjudicó por resolución a la firma Hostería Petrel SA”, y agregó que "el InFueTur confeccionó el contrato de concesión y en este momento está en el Tribunal de Cuentas". En este sentido explicó que "cuanto el Tribunal de Cuentas remita nuevamente el expediente con las correcciones y los comentarios que crea conveniente, seguiremos con el proceso".

No obstante la Presidenta del InFueTur dijo a Radio Nacional Ushuaia que "en este momento estamos en el periodo de receso de verano, entonces los tiempos siempre son mas lentos, aunque convendría, en caso de que el contrato resulte conveniente a los ojos del Tribunal de Cuentas, firmar el contrato lo antes posible para que la empresa pueda poner en condiciones la Hostería, y que las agencias de viajes puedan volver a utilizar ese lugar como lugar de parada de la excursión de los lagos".

Los únicos dos oferentes que se presentaron a la licitación fueron Hostería Petrel SA y una UTE integrada por esa firma y Badial SA. Ambas empresas tendrían vinculaciones con el empresario santacruceño Lázaro Báez.

La titular del ente de turismo sostuvo que Petrel actualmente "está funcionando todo de forma muy precaria; hay baños químicos que no es lo ideal, pero es para paliar este momento y tenemos una custodia policial los fines de semana para mantener un poco el orden, aunque lo ideal sería que esto comience a trabajar correctamente".

Boutellier señaló que "nuestro objetivo es el desarrollo de la zona central y norte de la Isla y tenemos en este momento una hostería cerrada que no se puede utilizar. Es una circunstancia que no es culpa de nadie pero esperemos que los tramites funcionen los antes posibles, para poder formalizar este arreglo y esta solución a este problema que veníamos acarreando hace muchos años".

En cuanto al manejo de los plazos señaló que "nosotros habíamos estipulado un plazo de 90 días, porque el sistema está muy venido abajo; hay que instalar una planta de tratamiento de fluentes, porque tampoco podemos generar contaminación en el lago y hay un montón de cosas que hay que hacer que van a llevar su tiempo. Así que todo lo que nos demoremos, menos posibilidades de hacer trabajos porque cuando se acerca el invierno menos posibilidades hay de hacer ciertas obras", señaló.

Comentá la nota