Infraestructura eléctrica: avanza el cableado subterráneo por el centro

La obra mejorará la distribución en el casco histórico. Prometen que estará lista a fines de diciembre.
La obra de cableado subterráneo para mejorar la distribución energética en el casco histórico capitalino sigue avanzando. Este fin de semana, aprovechando el feriado, la obra se concentró en el centro, tomando dos cuadras de la calle Rivadavia, entre Esquiú y San Martín. Quienes hayan pasado por esa zona habrán visto zanjas abiertas y todo el sector impedido al tránsito. Sin embargo, para hoy ya estarían liberadas para permitir la actividad comercial y bancaria.

Eduardo Tomassi, director de Infraestructura Energética y técnico a cargo de la obra, aseguró que una vez que se concluya el tendido subterráneo y su complemento aéreo, el centro de la ciudad contará con una mejor distribución, sobre todo para épocas de demanda pico, como lo es el verano.

Según anticipó el técnico, la obra estará lista a fines de diciembre y mejorará la calidad energética en la zona donde se concentran comercios, escuelas y oficinas públicas.

Se trata de una obra que se realiza vía administración y que se financia con recursos del FEDEI (Fondo Especial de Desarrollo Eléctrico del Interior). La nueva infraestructura subterránea parte de la Estación Transformadora Catamarca, ubicada en el barrio 9 de Julio, bordea toda la costanera del arroyo Fariñango, sube por calle Rojas y se extiende por Rivadavia hasta la plaza principal, donde se montará la estación distribuidora.

Tomassi remarcó que la ejecución del Alimentador Centro Subterráneo -tal el nombre de la obra- vía administración y la compra de cable directamente a los fabricantes, permitió un importante ahorro de recursos. "Estaba presupuestada en 7 millones, pero por estas cuestiones vamos a estar cerrando con un gasto total de 5 millones de pesos", estimó.

En esta etapa se está realizando la excavación y la colocación de los conductos -8 en total- por donde después se avanzará con el tendido eléctrico propiamente dicho. Esta infraestructura se complementa con el alimentador que fue encarado por EDECAT, cuyo tendido va por calle Mota Botello hasta Rivadavia, en donde se construirá otro centro de distribución. Ambas obras ayudarán a descongestionar la planta del barrio 9 de Julio, que se satura con frecuencia.

Comentá la nota