Infraestructura y un cambio en política sanitaria como claves

Dotar de infraestructura para dar una respuesta sanitaria acorde al crecimiento exponencial que tiene la población de Santa Cruz es una de las prioridades del MAS (Ministerio de Asuntos Sociales) para el año que comienza.
Los mayores esfuerzos se vuelcan en la construcción de un hospital en la localidad de Río Turbio. Desde el organismo indicaron que el nosocomio, que dará contención a los miles de nuevos habitantes que tendrá la localidad debido a la instalación de la Mega Usina, a pesar que se hace a contrarreloj “no alcanza”.

“Estamos trabajando muy fuerte. Tenemos el lugar, el diseño armado y estamos próximos a un trabajo de licitación en lo que hace a la construcción que queremos sea con un material rápido, seco para que en determinado tiempo este construido”, señaló el ministro de Asuntos Sociales, Jorge Mascheroni. Asimismo, agregó que a veces se sienten atrasados. “Desde ya quisiéramos tener el hospital construido”.

Calculan que construir un hospital de tal magnitud demandará 3 ó 4 años. De todas formas las autoridades provinciales aunarán esfuerzos para hacerlo en el menor tiempo posible y así brindar respuestas a una población que irá creciendo en forma gravitante. “Ya tuvimos un crecimiento muy fuerte en su momento y por eso sabemos que tenemos que prepararnos”, añadió.

Por otra parte, el titular del MAS reconoció que están en un cambio en lo que hace a políticas sanitarias, cuya finalidad es trabajar sobre la salud y no sobre la enfermedad, haciendo hincapié en su prevención. “Es nuestra intención desde que arrancamos con la gestión pero no es tarea fácil hacer una transformación. Hay que preparar a la gente, traer personal calificado para ese tipo de labor social que es lo que llamamos la atención primaria de la salud”, afirmó.

El funcionario sostuvo que se debe cambiar un modelo que en la actualidad busca respuesta para una población que se enferma y no para prevenirla de esa enfermedad. “Así nunca va alcanzar por más que construyamos 3 o 4 hospitales porque siempre vamos desde atrás”, remarcó.

Las autoridades sanitarias están convencidas que para lograr una verdadera política de prevención se debe trabajar en permanente contacto con la comunidad. Esto se hace descentralizando áreas, impulsando los CICs, con un relevamiento poblacional en cada una de las localidades para conocer sus problemáticas, entre otras tareas.

Una de las preocupaciones de la cartera de salud es la posibilidad de enfermedades o ciertas patologías que se creían controladas y emergen con la gran cantidad de personas que llegan a radicarse a la provincia. En este sentido, Mascheroni deslizó la posibilidad de hacer un seguimiento a las personas desde que bajan en la terminal con un trabajo en conjunto con el Ministerio de Gobierno y las distintas municipalidades. “Serviría para tener un control sobre la población y no a esperar que lleguen al hospital”.

Por último, el titular del MAS adelantó que para el 2009 uno de los trabajos fuertes de la cartera de salud será la implementación del Plan Nacer que fue reafirmado el año pasado con sus pares del Ministerio de Salud de la Nación. A raíz de este convenio se sumarán dos ambulancias a la provincia para reforzar la tarea que se está desarrollando. “Es un trabajo de control sobre nuestras embarazadas para mejorar la calidad de futuros nacimientos y, por ende, de vida de los niños”, finalizó.

Comentá la nota