Los infractores deberán entregar su licencia

Los infractores deberán entregar su licencia
Lo decidió el Gobierno porteño y se aplicará en 15 días a los conductores de cualquier jurisdicción. Qué no se puede hacer en las calles.
Los conductores que circulen por la Ciudad de Buenos Aires deberán atenerse a las leyes de tránsito o se les "secuestrará en el acto las licencias cuando cometan infracciones graves". La medida anunciada este jueves por la administración de Mauricio Macri comenzará a regir dentro de dos semanas.

Violar la luz roja, exceso de velocidad, la no utilización del cinturón de seguridad y hablar por celular al conducir son las faltas que serán penadas con la inmediata retención del registro de conducir, precisó el comunicado oficial.

No importa de qué jurisdicción sea el infractor, el procedimiento es el mismo. Según el ministro de seguridad porteño, Guillermo Montenegro, una vez que el agente le retire la licencia, se le entregará al conductor "una boleta de citación que lo habilitará para conducir por sólo 30 días corridos".

Ese margen de tiempo le permitirá al ciudadano dirigirse con su "Boleta de Citación" a la Dirección General de Administración de Infracciones (DGAI) en Pellegrini 211, donde podrá regularizar su situación todos los días de la semana. Incluso sábados y domingos de 9 a 12 horas, y los feriados.

Pasado ese plazo y de no haber cumplimentado los trámites necesarios, el conductor quedará inhabilitado para manejar y, a los noventa días, se destruirá su carnet de conducir.

Comentá la nota