Los infractores, más cercados

Para otorgar licencias de conducir, los municipios de todo el país pueden, desde ayer, verificar si la persona fue inhabilitada para manejar por la Justicia criminal o de faltas de alguna otra jurisdicción. En octubre, la Licencia Nacional de Conducir.
Desde ayer no hay excusa para que un municipio otorgue licencia de conducir a una persona inhabilitada en otra jurisdicción: la Agencia Nacional de Seguridad vial puso en marcha el Registro Nacional de Inhabilitados, que está on line y ya incluye 4000 nombres. Hasta anteayer, sólo estaban registradas las inhabilitaciones por hechos criminales: la nueva base de datos incluye también las dictadas por jueces de faltas, que son la inmensa mayoría. Por ahora, el registro abarca la Ciudad Autónoma y siete provincias, incluida la de Buenos Aires, lo cual representa más del 70 por ciento de los inhabilitados del país. Además se instaurará un Código Unico de Infracciones, de modo que los criterios sean los mismos en todo el país: estaría en vigencia dentro de 60 días. Y para octubre comenzaría a implementarse la Licencia Nacional de Conducir: los municipios que no adhieran a ella no podrán emitir licencias que permitan transitar por rutas nacionales. Sin embargo, hasta ahora "muchos municipios se niegan a adherir a las normas nacionales", señaló un dirigente de una entidad referida al tema, y ejemplificó: "En Pilar, cualquiera puede sacar licencia de conductor aunque esté inhabilitado".

El Registro Nacional de Inhabilitados para Conducir incluye "a aquellos que no pueden hacerlo por disposición de las justicias de faltas municipales, o justicia criminal por causas vinculadas con hechos de tránsito", precisó la Agencia Nacional de Seguridad Vial; hasta ahora, lo integran "la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Chubut, Misiones, Tierra del Fuego, Neuquén y Salta, lo cual representa más del 70 por ciento de los inhabilitados del país".

Fernando Centeno –director del Sistema Nacional de Antecedentes de Tránsito de la Agencia– explicó que "el Registro ya incluye unos 4000 nombres, enviados por los registros provinciales de Antecedentes de Tránsito (Repat), que reciben y nos envían la información de los juzgados". El funcionario observó que, hasta ahora, "el Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito nunca funcionó como indicaba la ley: la única provincia que consultaba era La Pampa, y sus consultas se redireccionaban al Ministerio de Justicia, que sólo informaba sobre antecedentes criminales, es decir, las personas inhabilitadas en hechos que hubieran derivado en lesiones graves o muertes. Ahora incorporamos las inhabilitaciones que surgen de los juzgados de faltas, que constituyen el 92 por ciento del total".

El Registro Nacional de Inhabilitados está en la web, de modo que "todo responsable de otorgar licencias de conducir no tiene más que entrar con clave de usuario y contraseña y consultar", señaló Centeno. Estimó que si una municipalidad otorga licencias sin tomar en consideración el Registro, "cuando un conductor protagonice un hecho vial grave, el juez podrá responsabilizar al municipio por negligencia en el otorgamiento del documento". El Registro es a su vez un paso hacia la instauración del Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito, donde deberían constar todas las faltas cometidas por cada conductor.

Y, "para octubre, en tres provincias a determinar, se iniciará la emisión de la Licencia Nacional para Conducir", anticipó Felipe Rodríguez Laguens, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, y destacó que "para que un municipio pueda emitir la Licencia Nacional deberá adecuarse a determinadas condiciones de infraestructura y personal especializado: estos requerimientos limitarán la cantidad de bocas de expendio de licencias (que hoy son unas 2500, descoordinadas, en el país). Los municipios que no adhieran sólo podrán emitir licencias para circular en su propia jurisdicción, sin validez para rutas nacionales". De todos modos, observó, "la implementación de la Licencia Unica será gradual, a medida que vayan venciendo las ya existentes". Esto dependerá de que las provincias a su vez adhieran a la Ley 26.363, de Tránsito: "Dieciséis ya adhirieron, pero todavía faltan jurisdicciones importantes como la Ciudad Autónoma (que, no obstante, adhiere al Registro de Inhabilitaciones), Córdoba y Santa Fe", observó el funcionario.

Hoy, el Consejo Federal de Seguridad Vial –integrado por la Agencia y representantes de las provincias– aprobaría el Código Unico de Infracciones, que tipifica, a nivel nacional, todas las faltas: "Por ejemplo, las velocidades máximas urbanas serán las mismas en todas las ciudades; también se unificará el criterio de puntaje para el scoring", contó Rodríguez Laguens, y señaló que "el Código debe ser aprobado por decreto presidencial, lo cual no requerirá más de 60 días".

Comentá la nota