Informe de las Universidades: la opción del bajo San José "no es la más adecuada"

En un estudio de 50 páginas, profesionales de la UNS y la UTN dejaron en claro que en la ciudad existen alternativas de provisión de agua desde comienzos del siglo XX y que "la crisis hídrica responde más a una mala gestión del recurso por parte de los responsables, que a la carencia de abastecimiento".
En la elaboración del informe participaron los ingenieros Fernando Andrés, Horacio Campaña, José Poggio, Horacio Varela y Juan Carlos Scheffer. También, la magíster Olga Cifuentes, y los doctores Eduardo Bambill, Alberto Bandoni, Jorge Carrica, Elisa Parodi y Cintia Píccolo.

Entre otros puntos, el análisis evalúa la disponibilidad de agua subterránea en la región. Destaca que existen acuíferos con excelente cantidad y condiciones químicas, y también, que la opción de perforar en el Bajo San José no es la más adecuada. "Se trata de pozos de rendimiento incierto y elevada presencia de flúor", enfatizaron los profesionales.

De todas maneras, señalaron que "ante la emergencia hídrica que vive la ciudad y la región, y el hecho consumado de la ejecución de una batería de pozos en ese sector, se considera atinado apoyar esta iniciativa ya que constituye uno de los pocos, sino el único, paliativo para la disponibilidad de agua a corto plazo".

También analizaron la existencia de otras fuentes de abastecimiento, como el endicamiento de varios cursos de agua próximos a la ciudad, la reactivación de pozos, el tratamiento de efluentes urbanos para uso industrial, y la provisión de agua desde el Río Colorado.

Propuestas a corto plazo

Algunas de las propuestas de los especialistas se basan en avanzar en la explotación de aguas subterráneas porque permiten afrontar distintas aristas de la actual crisis:

• Continuar en Bajo San José.

• Explotar la cuenca subterránea del arroyo Napostá Chico, en proximidades de Cabildo.

• Publicar el plan de contingencia que prevea acciones según las distintas circunstancias.

• Incrementar los controles y reparación de las pérdidas de agua en la red.

• Reparar o construir un nuevo acueducto de agua cruda al polo petroquímico, a fin de garantizar un adecuado funcionamiento ante variaciones de consumo, y estudiar la factibilidad del reciclado de los efluentes industriales.

Propuestas a mediano plazo

Los especialistas consideraron que se deberían priorizar las inversiones en los siguientes aspectos estructurales:

• Construir una cisterna de regulación y ampliar la planta potabilizadora en barrio Patagonia mediante la construcción de un tercer módulo.

• Evaluar la factibilidad de construir un nuevo acueducto principal desde el Dique Paso de las Piedras a Planta Patagonia.

• Readecuar la red de distribución de agua de la ciudad para posibilitar un manejo racional y equitativo.

• Poner en funcionamiento las plantas de tratamiento de efluentes cloacales.

• Ampliar los estudios sobre la construcción de un dique sobre el arroyo Napostá Grande en Puente Canessa, no sólo como fuente de abastecimiento de agua potable y/o industrial, sino como solución al problema de las periódicas crecidas que inundan la zona baja de la ciudad en el curso inferior del arroyo, generando un lugar de esparcimiento cercano a la ciudad y de provisión de agua para riego de cultivos.+

• Aprovechar el Sauce Chico mediante un sistema integrado por una obra de cierre ubicada en las nacientes del arroyo Chasicó.

• Avanzar con el proyecto de abastecimiento de agua desde el Río Colorado, según propuesta elaborada por el ENHOSA.

Comentá la nota