Informe sobre la gripe y su impacto en la economía local y nacional .

Lo dio a conocer el economista Lic. Mauro Trellini, titular del Centro de Estudios y Proyectos Bahienses -CEPROBA-. Históricamente, las epidemias han impactado fuertemente sobre la economía de los países.
A medida que la sociedad se modernizaba sanitariamente y mejoraba su calidad de vida, sus efectos eran cada vez más acotados y controlables. Sin embargo, la Gripe (o Influenza) A se esta involucrando aceleradamente en nuestra sociedad, repercutiendo inevitablemente sobre la economía nacional y local.

Según estimaciones de consultoras privadas este impacto sería negativo sobre el Producto Bruto Interno –PBI-, generando una pérdida de entre $5.000 millones de pesos (0,5% del PBI) entre las más optimistas; y de aproximadamente $10.000 millones de pesos (1% del PBI), según fuentes gubernamentales.

Esto representa la producción total de 2 o 4 días del año. La experiencia reciente en México nos sirve como parámetro. Allí el impacto sobre el

PBI fue aproximadamente entre 0,3 y 0,5 % de su producto bruto interno. Desde ya, la cuantía del impacto depende de la duración de la gripe. A diferencia de la experiencia mexicana, donde el verano estaba próximo a comenzar, en nuestro país nos encontramos lejos del comienzo del la estación con temperaturas promedio más elevadas. De esta forma, su duración y el impacto sobre la economía argentina serán eguramente sustancialmente mayores a las del país azteca.

Repercusiones Regionales:

Dada la extensión longitudinal del territorio nacional, se presentan diversidades de climas y temperaturas extremas. Como es de conocimiento, la aparición de la gripe se relaciona con las bajas temperaturas. De esta forma, el impacto económico sobre las distintas regiones esta relacionada con la ubicación geográfica de las mismas, esperando que sus efectos sena mayores y mas duraderos a mediada que nos desplazamos desde el norte al sur del país.

Repercusiones Sectoriales:

Si analizamos y descomponemos este impacto sobre la economía argentina por sectores de actividad, encontramos diversos resultados en función de las alteraciones en las compras por parte de la población

El sector farmacéutico se encuentra beneficiado por una demanda en exceso, lo cual ha impactado en un alza de precios del orden del 100% o más. El alcohol y los barbijos lideran el incremento de precios con casos de subas del orden del 300%.

Así mismo, las empresas de alquiles de películas seguramente se encuentren en situación ventajosa, tal como ocurrió en suelo mexicano. El "efecto sustitución" incrementó la demanda de ocio en casa en detrimento de servicios como cines, restaurantes y bares, surgiendo también el "delivery" como alternativa gastronómica.Entre los sectores mas perjudicados encontramos todos aquellos de concurrencia masiva, tales como espectáculos, gastronomía, transporte, educación, entre otros.

El turismo receptivo e interno (no así el emisivo) soporta una importante caída del flujo de demanda de cara a estas vacaciones de invierno. Reservaciones de alojamiento con caídas del 40% en los últimos días, el transporte de larga distancia y la venta de combustibles, sentirán los efectos negativos de menores visitantes locales y extranjeros.

El comercio y los servicios verán disminuida su actividad directamente relacionada con la magnitud de contagios y la duración de la epidemia. Esta merma en los ingresos de las empresas repercute en mayores cesantías al personal empleado, provoca un ingreso salarial menor, generando secuelas importantes sobre el nivel de consumo. Su impacto en Bahía Blanca: Nuestra ciudad no se encuentra "inmune" a este fenómeno, El costo económico de la gripe sobre el producto bruto geográfico local alcanzarían $374 millones de pesos aproximadamente.

El transporte público de pasajeros disminuyó sus servicios; shoppings y centros de compras conviven con menor público. Los comercios y servicios, que representan alrededor del 50% del producto local, readecuaron sus estimaciones de ventas a la baja, lo cual sumado al crítico momento económico generalizado, retrasan aún mas gastos de inversión y compras, demorando probablemente los inicios de una ansiada recuperación

de la actividad.

El sector de bienes durables (automóviles, inmuebles) no debería soportar un efecto directo, al no ser lugares de consumo masivo; si lo sentirían indirectamente, es decir, como encadenamiento de otros sectores que podrían afectar su demanda indirecta.

Al no ser la ciudad un centro turístico receptivo de importancia, la caída esperada en el sector turístico no sería significante sobre nuestra ciudad

Efecto sobre la Recaudación Impositiva:

Por último, y no menos importante, el fisco soportará una importante caída relacionada con la disminución en los ingresos impositivos producto de una menor actividad económica. Considerando que la recaudación representa aproximadamente el 28% del PBI, podemos estimar entonces una reducción de los ingresos del fisco por efectos de la gripe, desde 1.500 a 3.000 millones de pesos. Esta impacto sobre los ingresos de la

administración pública, sumados a los efectos anteriormente mencionados sobre la economía, obligan al gobierno a actuar inmediatamente; tomado decisiones inteligentes que minimicen el costo económico de la gripe y mejoren la salud de la población.

Comentá la nota