Informe del sector privado revela que las perspectivas agrícolas del Chaco para 2010 son sumamente alentadoras

Las perspectivas agrícolas para el Chaco para el año próximo son sumamente alentadoras, según un informe privado elaborado para NORTE por el contador Jorge Glibota y los ingenieros agrónomos Juan Carlos Gallich y Diego Madzarevich, consultores privados de empresas.
Con un pormenorizado análisis de estructuras productivas, costos de implantación, gastos en insumos, posibles rindes y precios de referencia a la hora de su comercialización, las estimaciones son alentadoras en diferentes cultivos. como el algodón, la soja, el sorgo y el maíz.

En mayo de este año, los autores de este mismo diagnóstico elaboraron un trabajo similar referido al balance de la campaña agrícola 2008/9, donde los resultados obtenidos arrojaban una pérdida promedio de $720 por hectáreas, principalmente por sequías. Hoy se observa mayor optimismo en el sector, fruto de informes climáticos alentadores algunos, el alza de precios de los commodities agrícolas, disminución de costos de insumos, paquetes tecnológicos disponibles, falta de otras alternativas de inversión. Los resultados finales esperados serían positivos en $156,26/ha, 7,92% de los ingresos, en la medida en que se den las condiciones climáticas, políticas y de mercado tenidas en cuenta en el trabajo.

Esto significa un mejoramiento del resultado respecto de la presente campaña. Obviamente, aquí no hay magia, sino perspectivas climáticas más alentadoras, rindes por hectáreas mayores, mejoramiento de precios de algunos productos, bajas de costos y mejoramiento del paquete tecnológico, lo que arroja rendimientos de indiferencias más razonables comparados con los rindes promedios de los últimos años. Los ingresos y costos fueron tomados todos en dólares estadounidenses convertidos a la cotización de $3,86/dólar. Se determinó el costo a precios del mercado, 75% adquiridos en proveedores chaqueños y 25% importados por las propias empresas. Los precios son de pizarra y los rindes esperados son promedios de los últimos años.

300.000 hectáreas de algodón

Se estima un aumento del área de siembra de algodón, que podría llegar a 300.000 ha, recuperando el segundo lugar con 23%, con rindes de 2.000 kilos por hectárea de promedio y $1.500 toneladas el equivalente de fibra de algodón en bruto, con un resultado operativo de $1.265/ha positivo. Si deducimos —dicen los profesionales— arrendamiento e impuestos, sigue positivo el resultado final $561,69/ha o 19% del ingreso.

El incremento del área se daría principalmente por la incorporación de variedades BR, al acompañamiento de la política gubernamental provincial y a la reducción de la superficie del girasol. La mayor incidencia es la tecnología BR, hace que el cultivo tenga un costo menor y mejore sus rendimientos en función del clima, facilidad de control de malezas y plagas, con asesoramiento técnico adecuado, especialmente para el control del picudo, disminución de costos y mejoramiento del precio. El rendimiento de indiferencia sería de 1330 kilos por hectárea, lo que significa que con ese rinde equilibra los costos el productor.

Sorgo, el tercer cultivo

El sorgo es el tercer cultivo más rentable y de mayor área de siembra. Se estima sembrar 100.000 ha, 7,63 % de la superficie. El resultado operativo esperado es de $250/ha; menos arrendamiento e impuesto daría una pequeña pérdida de $58,83. Su rendimiento de indiferencia es 3610 kg/ha. El rinde estimado es de 4000Kg/ha. Estos tres cultivos representan el 90% de la expectativa de siembra y el 93% de los ingresos brutos esperados.

Girasol: estiman 130.000 hectáreas

La expectativa de siembra de girasol es de 130.000 hectáreas menos que la campaña anterior, por razones climáticas y de rentabilidad. Su resultado operativo es apenas positivo en $72/ha, que pasa a ser negativo en $237,09/ha cuando se deducen arrendamiento e impuestos. El rendimiento de indiferencia es de 1550kg/ha está por arriba del promedio de los últimos años 1500kg/ha. El comportamiento del precio de los últimos años está por debajo del comportamiento de sus insumos.

80.000 hectáreas de maíz

El maíz representa el 6% del área (80.000 hectáreas); su rinde promedio estimado para esta campaña es de 4500 kg/ha y su rendimiento de indiferencia es de 4470Kg/ha. El resultado operativo arroja una ganancia de $119/ha y se convierte a negativo al cargar arrendamiento e impuesto en $189,82/ha. Los valores que se comercializan son superiores a los de pizarra; en consecuencia, su resultado podría resultar positivo.

Los rendimientos de indiferencia para absorber los gastos son:

*Algodón: 1.130 kg por hectárea sobre una perspectiva de 2.000 kg. Representa el 67%

*Soja: 1460 kg por hectárea sobre una perspectiva de 1.800 kg. Representa el 81%.

*Maíz: 4.470 kg por hectárea sobre una perspectiva de 4.500 kg. Representa el 99%.

*Sorgo: 3.610 kg por ha sobre una perspectiva de 4.000 kg. Representa el 90%.

*Girasol: 1.550 kg por ha sobre una perspectiva de 1.500 kg. Representa 103%.

En general, todos están por debajo de los rindes promedio de los últimos años, con lo que —de no mediar factores adversos— el Chaco enfrentaría una campaña agrícola rentable, según este informe técnico.

Comentá la nota