Informe describe la represión del "aparato estatal" en los últimos años

Viedma (ADN). En los últimos 14 años en Río Negro murieron 41 personas vinculadas con el accionar de fuerzas de seguridad, según indicó en su informe la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), que ubicó a la provincia en el décimo lugar del país en muertes vinculadas al aparato represivo estatal.

Cada año la CORREPI presenta su informe anual que acumula casos de muertes por gatillo fácil, intrafuerza, en movilización o protesta social y decesos en comisarías, cárceles o bajo custodia, aún cuando las causas de la muerte no esté oficialmente reconocida como uno de estos casos de asesinatos por fuerzas de seguridad.

Entre 1996 y 2009 la Coordinadora sumó 2.826 muertes en todo el país de las cuáles en Río Negro se produjeron 41 (un promedio de 3 muertes por año), significando el 1,45 por ciento de las muertes de este tipo en toda la Argentina.

Image

En el informe Río Negro se ubica en décimo lugar de las provincias con muertos por fuerzas de seguridad debajo de Buenos Aires [que lidera la tabla con 1342 asesinatos] Santa Fe, Córdoba, Ciudad de Buenos Aires, Mendoza, Corrientes, Tucumán, Santiago del Estero y Entre Ríos.

Cuando el cálculo se realiza en cifras de muertes por millón de habitantes, el lugar de Río Negro se mantiene en el número diez, pero ahora debajo de Tierra del Fuego, Santa Fe, Buenos Aires, Mendoza, Santiago del Estero, Catamarca, Córdoba, Chubut y Corrientes.

A nivel Patagónico es la provincia que más casos registra colocándose detrás Chubut con 33, Neuquén con 28, La Pampa con 21, Tierra del Fuego con 15 y Santa Cruz con 11, pero en términos proporcionales a la población (en esta misma región) se ubica detrás de Tierra del Fuego y Chubut.

El archivo de casos de represión estatal se realiza desde 1996 con el objetivo de "aportar al análisis de la situación que vive nuestro país, contribuyendo a formar conciencia popular sobre la represión cotidiana como política de estado. Porque, adopte la forma que adopte, la represión es siempre de clase, y tiene la finalidad de perpetuar y profundizar la explotación, que requiere, obviamente, opresión", indicaron en la última presentación del informe semanas atrás.

El informe- según expresa la ONG- no puede ser considero como un "pulido trabajo de estadística" debido a la creciente "invisibilización" de los episodios represivos.

En el período en análisis se registraron 2.826 casos, con un promedio de 20 personas muertas por el estado por mes. Es decir que las fuerzas causarían la muerte de alguien cada 28 horas.

La principal consecuencia de muertes en manos de fuerzas de seguridad se debe en un 51 por ciento a casos de gatillo fácil, mientras que un 33 por ciento muere en comisarías, cárceles o bajo custodia, un 9 por ciento fallece por causas intrafuerza y un 2 por ciento lo hace en movilizaciones o protestas sociales. Un escaso 1 por ciento advierte casos "fraguados" o como consecuencia de otros delitos.

Image

La franja de edades principalmente afectada por estos casos es entre 15 y 25 años (49 por ciento), seguido por jóvenes hasta 35 años con un 19 por ciento y un 9 por ciento en el caso de mayores de 35 años. Si bien un 18 por ciento de los casos no hay información precisa el informe revela que un 3 por ciento de los muertos por las fuerzas de seguridad es menor de 14 años.

La división por fuerzas que establece el informe revela que las policías provinciales son autoras del 62 por ciento de los casos, mientras que los servicios penitenciarios alcanzan el 21 por ciento de los casos y la Policía Federal es responsable del 10 por ciento de los casos (cuenta con dependencias en todo el país y en Río Negro existen unidades en Viedma, Bariloche, General Roca).

En menor nivel, Gendarmería Nacional es autora de un 2 por ciento de los casos, la Prefectura Naval del 1 por ciento y seguridades privadas del 2 por ciento (ADN).

Comentá la nota