Un informe demuestra el perjuicio a Mendoza por la distribución de recursos.

El documento pone como ejemplo a Mendoza y Entre Ríos, en el que la primera recibe menos recursos pese a ser mayor y aportar más impuestos recaudados.
Un informe sobre la distribución de ingresos desde la Nación a las provincias, demostró que Mendoza es una de las jurisdicciones más afectadas en la asignación de recursos.

El análisis destaca que \"las cuatro provincias que menos dinero reciben por habitante (Santa Fe, Córdoba, Mendoza y Buenos Aires) abarcan al 58,8 por ciento de la población del país pero obtienen solamente el 41,5 por ciento del total de los fondos que el Gobierno nacional asigna a las provincias\".

El informe advirtió que \"en la distribución de fondos no se sigue ni un criterio devolutivo (darle más fondos a la provincia que más aporta) ni redistributivo (darle más fondos a la provincia más pobre)\".

Para demostrarlo, tomó como ejemplos a Mendoza y Entre Ríos: no se cumple un criterio devolutivo, ya que \"en la provincia cuyana se recaudaron un 56,5% más de impuestos nacionales que en Entre Ríos, pero recibió un 14,1% menos de fondos nacionales\".

Tampoco se sigue un criterio redistributivo, debido a que \"Mendoza tiene una superficie y población mayor y al mismo tiempo menor nivel de ingreso por habitante y mayor tasa de pobreza que Entre Ríos, pero en términos per cápita y por kilómetro de superficie recibe un 37,6% y 55,1% menos, respectivamente\".

Todas las provincias recibieron en la primera mitad de 2009 el 24,9 por ciento del total de la recaudación de los impuestos nacionales, nueve puntos porcentuales por debajo del mínimo establecido en la Ley de Coparticipación y a casi treinta del 54,66 por ciento que la misma norma estableció como distribución primaria.

La información fue dada a conocer ayer por el Instituto de Estudios Económicos de la Fundación Libertad de Rosario, en el que se reclama no solamente una mejora en la asignación de recursos a las provincias, sino también una discusión de \"un nuevo esquema de coparticipación\" que corrija las asimetrías entre los diferentes distritos.

El trabajo realizado por Agustina Leonardi, Fernando Staffieri y Adriano Mandolesi señala que en el corriente año \"se modificó bruscamente la dinámica de transferencias de la Nación a las provincias\", que entre 2003 y 2008 se había incrementando 3,6 veces (aproximadamente un 35 por ciento anual acumulativo).

Pero en el primer semestre de 2009 los fondos enviados crecieron con respecto al mismo período del año anterior a una tasa del 8,6 por ciento, \"notoriamente por debajo del promedio del quinquenio anterior y del 28,1 por ciento de 2008\".

Asimismo, la proporción de las transferencias a las provincias respecto de los recursos totales fue en descenso en los últimos diez años, del 33 por ciento al 27,6 por ciento en 2007 y al 25,7 por ciento en 2008.

\"Más aún, en el primera mitad del presente año el ratio mantiene su tendencia decreciente cayendo al 24,9 por ciento. Es decir que de cada 100 pesos que se recaudan de tributos nacionales, la administración nacional se queda con 75 y las provincias solamente con 25 pesos\", señaló el informe.

Además de la caída relativa de las transferencias a las provincias, la distribución entre ellas muestra una inequidad tal que \"si se mide el monto de coparticipación por habitante, la más favorecida recibe 7,5 veces más que la mayor perjudicada\", añadieron los autores del trabajo.

Comentá la nota