El informe critica la limpieza y el orden en Vialidad

Recomendaciones de la ART de la Caja Popular.
¡Limpien el piso! Esto está lleno de telarañas y cucarachas ¡Sacá esos papeles de al lado de la estufa, vas a incendiar todo! Estas frases parecen extraídas de una reprimenda materna a un hijo descuidado, pero no lo son. Bien podrían tratarse de los retos que un especialista en seguridad e higiene del trabajo pronunció durante una auditoría en la Dirección Provincial de Vialidad (DPV). Al menos, así consta en un informe que realizó la aseguradora de riesgos de trabajo de la Caja Popular de Ahorros luego de inspeccionar las dependencias estatales. El control se realizó entre fines del año pasado y principios de 2009 en el taller, el laboratorio de Suelos y la casa central de la repartición y delató que no cuenta con las mínimas condiciones necesarias para funcionar en orden.

LA GACETA accedió al informe de cinco páginas que el ingeniero Jorge Chrestia, del Servicio de Higiene y Seguridad de la DPV, envió al secretario de Obras, Dante Divizia. "Está a la vista la total falta de higiene en todos los sectores de la repartición, que va desde telarañas en las paredes y vidrios mugrientos y a residuos esparcidos libremente en los pisos", informa el profesional en uno de los párrafos. Además, recomienda generar hábitos de limpieza no sólo por la salud de los trabajadores sino también para "reducir la proliferación de alimañas (cucarachas, hitas, escorpiones, etcétera)".

Riesgos de incendio

El texto es breve pero contundente. Advierte, además, acerca del peligro que puede generar el desorden de materiales. Específicamente, señala el riesgo que existe debido a la elevada "carga de fue go", es decir, el poder calórico que contienen los materiales inflamables y combustibles mezclados en el edificio. Asimismo, Chrestia detalla que en el taller central hay riesgos, "por el sinnúmero de elementos y repuestos en desuso que se encuentran esparcidos en distintos sectores, incluso los que están en condiciones de ser aprovechados", que según afirma, constituyen "un potencial riesgo de accidente".

Entre las recomendaciones que la ART efectúa a la DPV para la casa central están: evitar obstaculizar el acceso a los extinguidores, no usar fuentes de calor en ambientes con materiales combustibles; mejorar y normalizar las instalaciones eléctricas; acondicionar los baños; evitar la doble funcionalidad de las oficinas (archivo y cocina por ejemplo), y efectuar el mantenimiento a los ascensores.

Para el taller, la aseguradora detalla que es necesario colocar resguardos en máquinas y pintarlas de amarillo. A la par, puntualiza que en el Laboratorio de Suelos y Pavimento todos los recipientes con sustancias químicas deben estar etiquetados; que el comedor y la cocina deben estar separados de los mesones en los que se manipulan químicos; que hay que mejorar las instalaciones edilicias, y que el equipo de soldaduras sea usado con la protección adecuada.

Los especialistas afirmaron que es vital que los empleados sean capacitados respecto de la higiene y de la seguridad. Y aseveraron que el área debería contar con un plan con roles en caso de emergencias.

Chrestia propuso en el documento realizar una campaña para mejorar el orden, retirar los materiales inservibles y exhortar a la Intendencia a poner énfasis en las tareas de limpieza. Además, propuso adjuntar folletos informativos a las boletas de sueldo de los empleados de la Dirección.

Comentá la nota