Un informe asegura que en Luján el robo de autos aumentó el 136%

Los datos estadísticos elaborados por el CESVI Argentina (Centro de Experimentación de Seguridad Vial) sitúan a Luján sólo por debajo del vecino partido de General Rodríguez pero por encima de distritos como Moreno y Tres de Febrero donde se encuentra el llamado "Triángulo de las Bermudas" compuestos por las villas Carlos Gardel, El Mercadito y Fuerte Apache.
El robo de autos en el conurbano bonaerense aumentó un 21,9 por ciento respecto del año pasado, mientras que en el interior de la provincia esta modalidad presentó un incremento del 46,6 por ciento, según un informe difundido por CESVI.

La consultora informó además que a nivel nacional el aumento de robos de vehículos fue del 20,8 por ciento, mientras que en el interior del país el crecimiento de casos ascendió al 52,3 por ciento respecto de 2008.

En tanto, en el 26 por ciento de los casos se producen robos violentos, con el uso de armas de fuego, mientras que el resto de los hurtos se produce sobre vehículos estacionados en la vía pública.

Según los datos del CESVI difundidos este miércoles por la agencia Dib, la zona oeste del conurbano, lugar donde se produjo el domingo el robo al ex futbolista Fernando Cáceres, presenta un incremento de casos del 31 por ciento, destacándose el partido de General Rodríguez, con una suba del 196,9 por ciento, seguido por Luján –136,2 por ciento-; Moreno –54,1 por ciento- y Tres de Febrero –40,6 por ciento.

En tanto, en la zona sur el aumento de robos alcanzó los 29,7 puntos porcentuales, destacándose Ezeiza, con el 139,9 por ciento; Florencia Varela, con el 85,8 por ciento, y Avellaneda, con el 44,3 por ciento.

Fabián Pons, gerente general del CESVI, destacó que "este año estamos un poco peor que el año pasado. Si comparamos los primeros ocho meses con el mismo período de 2008, los robos automotores aumentaron en total un 18,2 por ciento".

En declaraciones radiales, Pons destacó que por día son sustraídos unos 85 autos, lo que supone unas 31 mil unidades al año, e informó que la mitad de esos automóviles "desaparecen y van a parar a desarmaderos ilegales que luego venden las autopartes".

Además, indicó que otros vehículos son remitidos al interior, donde los controles son más laxos, para ser usados como remises, mientras que una proporción menor es sacado del país y comercializado en el exterior.

Por otro lado, el gerente del CESVI detalló, respecto de los robos violentos, que según datos oficiales, el 30 por ciento de los homicidios se dan en ocasión del robo de autos.

"Casi todos los autos, aunque no sean de alta gama, tienen un dispositivo por el que sólo pueden ser puestos en marcha con la llave y entonces tienen que robar la llave que la tiene el dueño y el auto se roba con la personan encima muchas veces de forma violenta", explicó.

Comentá la nota